Narváez mejora a Madjer, Iván emula al Cid y el Zaragoza grita estar vivo en su mejor partido

📷Alfonso Reyes

Este presunto muerto grita estar muy vivo. El mismo Real Zaragoza que pareció volver de Castellón en un féretro, firmó ayer su actuación más relevante de toda la temporada y -lo mejor- pudo canjearla en un triunfo, que ya no podía esperar más y que engancha al conjunto aragonés a la pelea por la salvación. En una jornada en la que han perdido todos los rivales directos por ahora, se sitúa a dos puntos con un partido menos: el que recuperará este miércoles en Almería.

Tuvo algo de justicia poética que la resurrección, futbolística y clasificatoria, fuese ante el equipo que, con su positivo sobre la bocina en La Coruña, nos ha dinamitado dos calendarios: el del final de la temporada pasada, reduciendo a menos de lo mínimo la planificación y la pretemporada de ésta; además del de la primera vuelta de la campaña actual, que obliga a jugar la locura de 19 partidos en menos de tres meses… Daba igual contra quién fuera, porque ganar era una cuestión vital, pero se celebra la coincidencia.

Una obra de arte de Narváez, de mucho más impacto en los marcadores que en el juego por los apuros físicos que viene arrastrando desde hace semanas, abrió el marcador a la hora de juego con un taconazo, que fue una burbuja imparable para Freixenet y permitía a Iván lograr su primer triunfo tras cinco derrotas, apenas tres días después de saberse destituido. Sólo la falta de acuerdo con un nuevo entrenador le permitió sentarse anoche en el banquillo. Ni siquiera este triunfo le garantiza llegar a Almería, aunque no se descarta que lo haga. Y hasta que lo merezca, por cómo jugó su Zaragoza en esta ocasión.

La situación sigue siendo un insufrible homenaje a Kafka. La propiedad se sabe cada vez más señalada por el acusador dedo social y, según informan Valero y Oto en ‘El Periódico de Aragón’, ésta ya habría fijado una cifra para su salida el 30 de junio: 14 millones de euros, más una inyección económica para fichar en enero. Amanece el lunes y el club pretende anunciar hoy a su nuevo director deportivo… Veremos. Si es así y si viene con un nuevo entrenador.

Disfrutemos -antes de que la actualidad nos atropelle y de que el futuro se termine de dibujar- del esperanzador triunfo de un equipo que resistió las primeras embestidas de bisonte del Fuenlabrada. No tuvo miedo de ningún choque, se fue armando con la pelota y pareció un Zaragoza de otra temporada durante una brillante segunda mitad: vivida en campo contrario hasta los cinco minutos finales, donde se convivió con una casi inevitable agonía.

El Fuenlabrada quiso llevársenos por delante a lomos de sus rotundos Nteka y Kanté. Ganando los envíos que los buscaban en las alturas y atacando la profundidad con Salvador y Franchu. Su puesta en escena rozó lo intimidante, pero notaron la ausencia del lesionado Gassama y pronto encontraron una resistencia casi heroica de un conjunto aragonés, de físicos más modestos pero que se mostraba dispuesto a ir a la guerra con un tenedor.

Azón iría hasta con una cuchara… y se los llevaría por delante. Sólo el taconazo ‘madjeriano’ de Narváez evitará que se destaque en todas las portadas el descomunal despliegue del delantero juvenil. Hace falta verlo para creerlo. Corre, salta y choca. Va y sigue yendo. Contagia y oxigena. Le falta claridad para definir ante el portero -ayer se perdió dos mano a mano, que debían ser gol o gol-, pero su incesante empuje incomoda a la defensa rival, como ningún otro nueve ha conseguido -ni se ha acercado- esta temporada.

Iván Martínez -nótese la paradoja- logró su primera victoria el día que volvió al sistema que terminó estrangulando a Baraja… No sólo recuperó las dos líneas paralelas de cuatro, sino que volvió a situar a Chavarría por delante de Nieto -en la fórmula que mejor potencia la banda izquierda de este equipo- y permitió a Bermejo arrancar desde la banda derecha. ¿Se fue injusto con Baraja? ¿Qué ha cambiado para que ahora éste parezca el sistema más adecuado?

Suena un exceso sugerir que un chico de 17 años resume, por sí mismo, la nueva validez de un dibujo antes denostado… Pero tiene mucho de cierto. Su fútbol revolucionado e infatigable, que hace parecer una estatua salada al demonio de Tasmania, otorga al equipo una referencia que le permite respirar y progresar. Ni Vuckic, ni menos el Toro, han sido capaces de generar ese fuego y, sin él -y con la tardanza que demostró para apostar por Francho-, el equipo se desangraba por el medio, hasta perder o empatar. Iván, que equivocó gravemente su planteamiento en Castellón, acertó ayer con esta -muy mejorada- vuelta a los orígenes.

Francho volvió a jugar otro partido descomunal. Quizá sea el alcalde más joven de la democracia. Chocó, sin arrugarse, contra medio Fuenlabrada, durante el inhóspito arranque del duelo, y pronto se hizo el dueño intelectual de las maniobras ofensivas. Fue víctima de un penalti difícil de objetar, del que el VAR prefirió inhibirse… En su accionar algo desgarbado, reside un futbolista sin límite apreciable, capaz de jugar al primer toque, conducir, asociarse en corto, desplazar en largo, incorporarse, disparar, anticipar y rascar. Jugador de todo el campo y para todos los campos, su carrera está llamada a fatigar la Primera División, lo termine adquiriendo o no el Real Madrid en las próximas semanas.

Bermejo, quien mezcla todavía mejor en banda derecha con Tejero de lateral, revitalizó la zona de creación del conjunto aragonés con su necesaria titularidad. Suplente en los últimos encuentros, tras acumular casi todos los minutos una vez recuperado de su inicial lesión muscular, tuvo visión periférica para encontrar a Chavarría en la antesala del 1-0 y, mediada la primera parte, encontró la base del poste izquierdo, en un soberbio y desafortunado zurdazo.

Guitián firmó el primer remate, en una desatención defensiva de un Fuenla, que se reveló como un pésimo defensor del balón parado; y vio una amarilla por una mano que no debió señalarse, ya que el balón terminó golpeando en su brazo tras rebotar previamente en otras dos partes de su cuerpo. Con molestias al descanso, fue sustituido por un buen Francés -le negó el remate de gol a Kanté en los minutos finales- al poco de iniciarse la segunda mitad, poniendo así fin a 11 partidos ininterrumpidos -10 completos y dos fracciones- en mes y medio, desde el 22 de octubre: probable récord mundial…

Apenas unos minutos después de su sustitución, que también supuso la entrada de Eguaras por Javi Ros, Chavarría disparó en la medialuna, tras la citada habilitación de Bermejo, rechazó Freixenet; Narváez lo intentó de primeras, volvió a negar el meta visitante… Y, dando la espalda al arco, el genial colombiano optó por un taconazo XXL para superar por alto la insistente resistencia del portero. Ocho años antes de que Juanjo naciera, el argelino Madjer inventó esta suerte en la final de la Copa de Europa de 1987, en el Pratter de Viena, entre su Oporto y el Bayern de Munich, para hacer buena la acción en línea de fondo de Futre, que superó a Pfaff y apenas dejó a Winklhofer como testigo bajo palos. Fue el empate y tres minutos más tarde el Oporto marcó el segundo y definitivo. Brehme jugó aquella final con los bávaros. Se ruega a la comunidad milenial que lo busque en youtube y compruebe que el de Narváez tuvo mayor exigencia técnica, si cabe, aunque al norafricano siempre habrá que elevarlo por ser el inventor y el dueño de la patente. Con permiso de Di Stefano, dirán con razón los más veteranos.

Lejos de venirse atrás, azotado por los precedentes -era el cuarto partido de los seis con Iván en los que se marcaba primero…- y por la absoluta urgencia por sumar un triunfo que nos sacara de la morgue, el equipo siguió sumando minutos de buen fútbol, guiado por las luces de Francho y Bermejo. Un disparo cruzado de Chavarría casi lo empuja a gol Azón… Narváez volvió a retirarse con unas molestias que no le han impedido jugar, por ahora, pero sí desempeñarse al 100%… Lleva varios partidos sin soltar el freno de mano y escogiendo el mejor momento para cada esfuerzo intenso.

Cristian se jugó la mandíbula en algún último despeje y Jair supo corregir, sobre la línea de gol, un balón que entraba dramáticamente, tras salida algo tardía del argentino. Se ganó, por fin, después de seis derrotas seguidas y de 12 jornadas sin hacerlo -tres puntos de 36… Y el grito colectivo fue liberador. Gritó un equipo y gritó toda una ciudad. Se gritó estar vivos y se seguirá gritando, mientras se anima y apoya a los futbolistas, que Zaragoza merece más.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Vigaray, Guitián (Francés, 53), Jair, Nieto, Chavarría; Francho, Javi Ros (Eguaras, 53), Bermejo (Zapater, 82); Narváez (Raí Nascimento, 82) e Iván Azón (Toro Fernández, 91).

Fuenlabrada: Freixanet; Iribas (Fuentes, 81), Sotillos, Juanma, Glauder; Cristóbal (Aguado, 81) Ciss; Ibán Salvador (Pinchi, 68), Nteka (Mula, 60), Feuillassier (Tahiru, 68); y Kanté.

Árbitro: Trujillo Suárez (Canario). Amonestó a Guitián (14), Juanma (32), Narváez (51) y Nteka (57).

Goles: 1-0, min. 59: Narváez.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoséptima jornada de Liga, disputado en el estadio de La Romareda a puerta cerrada.

@Sepiahdez @Leonsepia

8 comentarios en “Jornada 17. Liga Smartbank. REAL ZARAGOZA 1- FUENLABRADA 0. Narváez mejora a Madjer, Iván emula al Cid y el Zaragoza grita estar vivo en su mejor partido”

  1. Buenos días;
    Francho es el timón que necesitamos, Iván el guerrero que hace más fácil el trabajo a sus compañeros, Bermejo tiene que buscar ese desequilibrio, Narváez es gol, Chavarría es potencia y pundonor, Jair es el que corrige los fallos ajenos, Cristian es el Ángel Custodio….sobre estas piedras edificaré mi iglesia.

    1. Javier Hernández Aguirán

      Hola, Sergio!
      Yo no estoy tan seguro con Jair todavía, aunque ayer evito el empate con esa reacción salvadora y casi milagrosa. Creo que el sobreesfuerzo que ha ofrecido Guitián en este último mes y medio -jugando ONCE partidos netos- debería valorarse.
      Es clave, para mí, que Chavarría juegue por delante del lateral zurdo y que Bermejo arranque desde la derecha.
      Francho y Azón -36 años entre ambos- son hoy las vigas del viaducto que debe permitirnos llegar a la orilla de la salvación.
      Abrazo grande

  2. Miguel Domingo Tolon

    Que ganas de leer hoy tu crónica y que felicidad se siente tras una victoria. Tras todo lo acontecido la semana pasada se debe decidir si dar continuidad a Ivan y centrar los pocos recursos económicos en 3 jugadores de jerarquía, uno por línea y asegurar lo antes posible los 50 puntos, único objetivo para esta temporada. Por último dar las gracias a Franco y Azón por echarse la responsabilidad a sus espaldas en el momento más crítico demostrando que Zaragoza nunca se rinde

    1. Javier Hernández Aguirán

      Hola, Miguel!
      No nos olvidemos la hache cuando escribahmos Francho o algún ojo puede saltar de la cuenca…
      Diría que son necesarios cuatro, como mínimo. Pero estoy de acuerdo en que, en una segunda vuelta de calendario más laxo (se jugará en casi cinco meses, mientras la primera se habrá jugado en poco más de tres), hay que priorizar la calidad de la incorporación sobre la cantidad de ellas.
      Diría que hace falta un central que pueda ser lateral izquierdo, un banda zurda ofensivo, un mediocentro que complemente y potencie a Francho, y un nueve de brega y amenaza aérea que comparta rol con Azón.
      Y si ninguno de ellos es extracomunitario y puede volver Kagawa (entiendo que saldrá Fernández y, probablemente, Raí-, sensacional, que para eso seguimos pagándole la ficha, en la penúltima jugada maestra de nuestra anterior dirección deportiva.
      Abrazos

  3. El último día hablabas de forenses hoy creia que ibas a hablar de sacerdote … me alegro que no haya sido así…. muchísimo. Me gusto mucho también la segunda parte de vigaray y Eguaras . Ahora mismo si yo fuera director deportivo estaría contratando un delantero centro retirado para enseñar y pulir a Azon … en cinco años 60 millones … trabajo y específico ya. A Francés le hace crecer jugar con Jair. Espero leer otra crónica ganadora el jueves . Un saludo

    1. Javier Hernández Aguirán

      Gracias, Luis!
      Y yo espero escribirla. Aunque firmo empatar ya. El objetivo debe ser sumar 4-5 puntos en los tres partidos que quedan antes de Navidad y creo que las fichas hay que ponerlas el sábado 19 en casa, ante el Lugo. Todo lo que sea sumar está semana, en Almería y Gijón, habrá de entenderse como muy buenas noticias.
      Ojalá el sacerdote no tenga que venir.
      Abrazos

Deja un comentario

Ir arriba