21.00h. GOL Tv y Movistar La Liga

Ser físicos y recuperar química

JIM anuncia un Real Zaragoza áspero para asaltar la casa del Girona y recobrar las sensaciones perdidas. Narváez se rompe; Francho, Mesa y Chavarría, novedades. Petrovic, Bermejo, Azón y López, con opciones

✍️ Javi Hernández (@SepiaHdez)

📷 Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

Llevar ocho jornadas seguidas sin perder te permite continuar sumando y comprobar que el agua todavía te llega al cuello, aunque la sensación colectiva pueda ser de hundimiento. Acumular siete sin ganar, al mismo tiempo, erosiona el ánimo y te empuja a una espiral insoportable: el próximo partido sólo vale vencerlo, aunque sea en Girona, en casa de un equipo diseñado para pelear la promoción de ascenso y que viene de liberarse de muchos de sus fantasmas imponiéndose la pasada jornada en Miranda e igualando así en la tabla con el conjunto aragonés. Se prevén varios cambios en el próximo once del Real Zaragoza, mientras Narváez dio ayer la peor noticia en tiempo: no entra en la convocatoria y será difícil que regrese antes de diciembre por una rotura muscular en el cuádriceps.

¿Eres abonado a leonsepia.com y no ves la previa completa? No olvides estar logueado en la web, con tu usuario y contraseña, para poder leerla. Si no lo eres, puedes abonarte AQUÍ.

JIM, antes de conocer la importante lesión del colombiano, ya tenía serias dudas sobre su concurso y anunciaba un mayor perfil físico en su propia alineación, debido a la acumulación de esfuerzos. A varios jugadores, más allá del ya caído Narváez -aunque se trate de una dolencia en un músculo distinto, seguro que no le vino bien completar un partido que lo arrancó yéndose al césped y pidiendo asistencia-, se les ha encendido la luz roja del depósito y no está el calendario -ni la clasificación- para que Zapater, Eguaras y quizá alguno más sufran un infortunio parecido.

Intuir la próxima alineación del Real Zaragoza compite en dificultad con ser el único ganador de un Euromillón con bote. Lástima que el premio si lo logras ya no se parezca. Comencemos por lo más probable y luego pongamos la lupa a cada línea. Francho y Chavarría, inéditos contra la Ponferradina el jueves, tienen todas las opciones de regresar al once inicial, igual que Nano Mesa. El canario disputó la vertiginosa media hora final de ese encuentro y sería una sorpresa mayúscula no verlo aquí de arranque. Aún más con la ausencia segura de Narváez.

El probable 11 de JIM

Habrá que ver dónde juega Mesa y con qué sistema lo termina haciendo el equipo. Se diría que JIM no insistirá con el 442 que tan escatológico resultado dio en la primera mitad de la jornada pasada -muy afectado por la falta de compromiso defensivo de Narváez… Ese mismo sistema, con Azón y Giménez, o Mesa, mordiendo a la defensa rival podría ensayarse de nuevo en algún momento- y la lógica indica que se recuperará el 4141 de seguridad. Ahí Mesa, salvo la improbable -y quizá mi favorita- opción de que Chavarría regrese por delante de Nieto -bien defensivamente ante la Ponfe-, pasaría a una banda izquierda, donde amenaza menos, mientras Bermejo ganaría enteros para regresar a la titularidad por derecha.

Si hay que ponerse físicos, Azón es indiscutible. Sus minutos finales del otro día junto a Giménez mostraron que mezclan mejor de lo que se imaginaba, pero la ortodoxia anima a que no lo hagan de inicio -y más tras la lesión de Narváez-, porque quedaríamos con pocas balas en la cartuchera. La pared de tres centrales, que viene proponiendo Míchel en el Girona desde hace dos jornadas, invita a irla desgastando con Iván de arranque. Vada fue la figura de la última segunda parte, de vuelta a posiciones interiores, y Petrovic -además de complementarse bien con el argentino- podría dar un respiro a Eguaras si ásperos -y con mejor pie del que se dice- hay que ponerse. Adrián, en lugar de Bermejo en un 4312, tendría mejor aceptación general, pero cuesta más imaginar que sea la opción preferida por JIM.

Hay previas que piden algún párrafo más. No es fácil pensar en Gámez y Chavarría siendo laterales al mismo tiempo -casi tanto como creer que van a ser carrileros en un sistema con tres centrales, apenas incluido en el catálogo de este entrenador- si anunciamos que vamos a ponernos físicos. Ahí se abren dos opciones: mantener a Nieto y, según si se apuesta por Chavarría o Bermejo, ver a Nano Mesa fatigar el ataque por derecha o izquierda. O apostar por Chavarría y Bermejo, sentar a Nieto y que Lluis López entre por Gámez, para que Francés ayude a suturar la profundidad del ataque catalán por izquierda, a lomos de Jairo. El Girona ha ganado rotundidad volviendo al 352 que allí Machín convirtió en cátedra y JIM no ocultó la necesidad de encontrarle un perfil más áspero al Real Zaragoza para alcanzar un triunfo que devuelva las buenas sensaciones perdidas. A veces, para recuperar la química, hay que empezar por la física.

Revive los últimos directos de nuestro canal

Deja un comentario

Ir arriba