Baraja reúne a casi todos sus santos ante un Mallorca con guadaña y rictus de enterrador

Con la duda del sobrecargado Narváez, la impresión es que Baraja seguirá exprimiendo a sus principales, en el quinto esfuerzo en 14 días para muchos, tratando así de salvar un duelo vital ante el Mallorca, que parece jugarse cerca de la puerta de Torrero y que puede significar el principio del fin de su estancia como técnico del Real Zaragoza.

Además -y mucho más importante-, todo lo que no sea una improbable victoria esta tarde, ante un recién descendido y segundo equipo más en forma de las últimas cinco jornadas -el primero es el Girona, rival este miércoles…-, podría significar la inminente caída a puestos de descenso -ya se está con los mismos puntos que el tercero y cuarto por la cola: Castellón y Sabadell-, con todo el peso emocional y anímico que ello supone. Todas las alarmas activarían sus luces y sirenas, por más que estemos hablando aún del inicio de la competición y que deban todavía recuperarse los dos compromisos pendientes.

Si eres abonado accede AQUÍ para acceder a tu área de usuario y desbloquear el resto de la previa. 

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

📷Alfonso Reyes

Posible 11 inicial

Deja un comentario

Ir arriba