Fuera de foco

El indomable Will Hunting

El Real Zaragoza se atasca de nuevo, pero consigue el premio de consolación gracias a los deméritos de un rival que tampoco está para grandes fiestas. El miedo se adueña de un partido romo y el cerocerismo impide a los aragoneses adelantar a un Lugo que se adentra en el infierno con entrada VIP

¿Eres abonado a leonsepia.com y no ves la columna de Longás completa?
No olvides estar logueado en la web, con tu usuario y contraseña,
 para poder leerla. 

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

2 comentarios en “FUERA DE FOCO. El indomable Will Hunting”

  1. César García Lahoz

    Hola amigos:
    Está claro que RoJIM Williams tiene tajo en ese vestuario de Will Huntings, pero no todos son jovenzanos, así que lo de pasar desapercibidos en las portadas ya se lo pueden pensar mejor… Es mejor no salir en los papeles por errores en un Real Zaragoza en segunda o cosechar grandes crónicas en 2ªB? Algunos como Zapater o Narváez se resisten a eso… Les seguimos? Yo digo sí!
    Aúpa Zaragoza!!!

  2. De Robin Williams me gustan todas sus actuaciones, desgraciadamente no habrán ya más. Por experiencias propias de la vida me quedo con «El club de los poetas muertos» y «La duda».
    Sobre Matt Damon unas veces me ha gustado más y otras menos, pero yo lo califico de buen actor.
    Ben Affleck lo debe ser a tenor de la reputación que tiene en su profesión, pero a mí nunca me ha gustado. Le salvo en esta que comenta Antonio: «El indomable Will Hunting»

    Del Real Zaragoza siempre me han gustado Zapater, Álvarez, Francés, Chavarría, Narváez y, en lo poco que se le ha visto, a Azón.
    A veces me han gustado Vigaray, Jair, Peybernes, Nieto, Francho, Eguaras, Igbekeme, Ros y creo que me gustaría Adrián y no sé si Sanabria también.
    No me gusta como titular Bermejo. El resto de la plantilla ni como reservas.

    Leo a Antonio algo menos optimista que hace unos días, como convergiendo con el aficionado medio.
    Queda el pequeño consuelo de estos días de descanso… para quienes aún tenemos la suerte de tener trabajo. Eso sí, a la espera de que el lunes no sea otro dramático día porque se remate la vuelta al mismo con otro mazazo con el que irse a dormir.
    Por eso, tal como John Keating nos recuerda desde el cielo,
    Carpe Diem

Deja un comentario

Ir arriba