21.00h. GOL Tv y Movistar La Liga

Trampolín o trankimazin

El Real Zaragoza, con un par de incógnitas en su once, se enfrenta al Huesca en una de las esquinas clave de la temporada: ganar significaría adelantar al vecino, alejar fantasmas y quedar a tres puntos del playoff

✍️Javi Hernández (@SepiaHdez)

📷 Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

La homilia durante la semana, siempre optimista y constructiva, de nuestro pastor Cristian Álvarez apuntaba a la oportunidad que supone el inminente duelo contra el Huesca de canjear con tres puntos las buenas sensaciones acumuladas hasta la fecha y celebrar un triunfo, que podría tener un efecto multiplicador en el futuro inmediato. Sería el trampolín sobre el que impulsarse durante el maratón de partidos que se nos avecinan en las próximas cuatro semanas -ocho, los mismos que llevamos en dos meses…-. El fuego que será capaz de generar una Romareda sin restricciones, seducida con su equipo pese a su muy escaso bagaje como local -tres puntos de 12, el segundo peor del campeonato-, se antoja un factor diferencial ante un Huesca con algún punto más y muchas certezas menos. Quien venza sumará -anímicamente- más de tres y quien no lo haga… deberá abrazarse a la calma y a la inteligencia emocional ante un probable pico de ansiedad general, para no caer en fármacos de falso alivio y dependencia crónica. Trampolín o trankimazin.

¿Eres abonado a leonsepia.com y no ves la previa completa? No olvides estar logueado en la web, con tu usuario y contraseña, para poder leerla. Si no lo eres, puedes abonarte AQUÍ.

El Real Zaragoza llega al derbi -aquí le llamaremos así, porque todas las explicaciones que se han intentado dar para no hacerlo hacen referencia a lo que casi siempre fuimos, pero no a lo que llevamos una década siendo…; mientras no asimilemos lo que hoy somos, no podremos volver a ser lo que fuimos- en busca de puntos y el Huesca, con alguno más, suspira por encontrar una identidad antes de que su irregularidad -tres derrotas en cinco partidos- se lleve por delante al técnico mexicano Ambriz. Cuando nos preguntamos en la previa de un duelo trascendente quién se juega más, solemos responder con una rápida mirada a la clasificación y no tanto a cuál de los dos conjuntos puede cambiar de entrenador en caso de derrota. A veces coincide y otras, como puede ser el caso, no.

El probable 11 de JIM

JIM, quien ha aprovechado la lumbalgia pertinaz de Narváez para recuperar a Borja Sainz y a Bermejo para el primer plano, podrá contar con el colombiano -ya recuperado- en su próxima alineación y se verá obligado a apostar por Lluis López en el centro de la defensa, formando pareja con el ex azulgrana Jair, ante la ausencia de Francés por estar jugando con la selección sub-21 debido a un calendario que es un ridículo y que -de manera aún más bochornosa- aprueban los clubes antes de que comience la competición.

Si López y Jair mezclan como lo hicieron contra el Cartagena, el Real Zaragoza estará más cerca de dejar su portería a cero y, por extensión, de celebrar su primer triunfo como local. Peores sensaciones dejaron como sociedad en las otras tres ocasiones -Alcorcón, Sanse y Lugo-, huérfanos de Francés como líder de la zaga, y ahí el Huesca puede dañar con el físico rotundo de Pitta o de Gaich, o con el veneno de Muñoz y Escriche. El conjunto oscense llega como el noveno goleador de la categoría -con un partido menos: éste-, pero su mediocampo no termina de imponerse -la titularidad de Salvador es una súplica general- y su línea defensiva -Buffarini y Miquel apuntan a entrar en los laterales- acumula varios horrores en cada capítulo.

Ante esos temblores, no hay mayor amenaza que el fútbol sísmico de Iván Azón: un agitador compulsivo, que obliga a torcer el gesto incluso a las defensas más solventes. Sin embargo, no está tan claro que el canterano firme su tercera titularidad consecutiva, pese a su apreciable aportación en Lugo y contra el Oviedo, ya que JIM valora reservarlo para subirle la temperatura al encuentro en una última media hora que puede resultar decisiva y donde la entrada final de Giménez -mejor activo para un juego asociativo que vaya erosionando al rival desde el inicio- tiene menos impacto.

La otra posición que no parece tener dueño fijo, apenas unas horas antes del comienzo del encuentro, es la del extremo derecho. Mesa, Bermejo y Sainz esprintan por ella en los planes de JIM, una vez el canario sufrió una inoportuna indisposición durante el descanso del duelo ante el Oviedo. Guardarse su bala para el último tercio y reunir su entrada con la de Azón generaría un cambio de ritmo difícil de sostener para cualquiera. Como en Leonsepia hemo venido a jugar, apostamos por Bermejo en el once -apoyado por su muy buena segunda parte la jornada anterior-, para abrirle la banda en canal a Gámez y generar superioridades en las combinaciones por dentro. Vada seguirá en el once –Francho espera llegar a tiempo a la visita del sábado a Málaga, tras regresar el sábado por la noche de la selección sub-21 con una pequeña rotura de fibras en la zona alta del sóleo- y el técnico mantendrá su 4141, pese a que Eguaras, Zapater y Vada combinan mejor -como trio- en un 4231 que concreta al aragonés, protege al navarro y potencia al argentino. Javi Ros regresa a una convocatoria de 22 jugadores. En una jornada donde los empates han vuelto a ser lo más frecuente, ganar el derbi puede suponer ascender siete plazas en la tabla y, seguro, adelantar al Huesca, quedándose a tres puntos del playoff. Subamos al trampolín y alejemos el trankimazin. Tengamos la fiesta en paz.

Sigue los últimos directos de nuestro canal

Deja un comentario

Ir arriba