21.00h. GOL y Movistar Liga

CANTAR LAS 40

El Real Zaragoza, salvado matemáticamente desde el viernes noche, visita a un desatado Oviedo tras una semana triste e interminable, de miradas bajas y rostros pálidos. JIM recupera a Cristian, Bermejo, Giménez, Vada y Nieto

🐾 Javi Hernández (@SepiaHdez)

📷 Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

Dicen -quienes asoman por la Ciudad Deportiva- que la mañana siguiente a la derrota de impacto contra el Alcorcón hubo una sonora bronca de JIM a su plantilla en el vestuario, abrochada por el estruendo de un portazo del director deportivo -ahora con presuntas opciones de renovar-, Miguel Torrecilla. La semana ha sido complicada, por larga -ocho días hasta el siguiente encuentro- y triste: se ha resistido con rebeldía ante demasiadas adversidades desde el lejano agosto como para sepultar cualquier buen recuerdo en un pálido mes final. Ni el fútbol ni la sociedad moderna se caracterizan por la memoria, ni por valorarte por lo que has demostrado ser antes de por lo que has podido conseguir… Se llama exitismo y es una enfermedad contagiosa, poco curable y que casi nunca te hace mejor.

¿Eres abonado a leonsepia.com y no ves la previa completa? No olvides estar logueado en la web, con tu usuario y contraseña, para poder leerla. Si no lo eres, puedes abonarte AQUÍ.

Mientras intentamos que algo de pedagogía saludable cale, quedan tres esfuerzos para acabar lo menos heridos posible. El presente ya no está en peligro -la victoria del Almería el viernes por la noche, en casa de la Real B, certificó una realidad a la que sólo quedaba ponerle fecha y hora-, pero todo el daño que nos hagamos en las tres últimas jornadas -y nos lo haremos si no recuperamos las sensaciones previas a la visita del Burgos…- erosionará el kilómetro 0 del inminente próximo proyecto. Es compatible rozar la ansiedad por que llegue ya la próxima campaña con no demonizar a quienes todavía están y se sabe que no van a continuar. Porque seguro que algo bien habrán hecho y porque alguno que se plantee venir quizá se lo piense mejor si advierte que aquí se te tira por la ventana cuando ya no se te necesita.

JIM será uno de los muchos que no siga. Lo sabe él y lo sabemos todos, incluidos quienes con relativa obligación profesional le preguntan insistentemente por el asunto en cada rueda de prensa… No nos cabe en la cabeza que uno de los que no vaya a continuar sea Cristian Álvarez -con contrato hasta junio de 2023-, uno de los mejores porteros de la historia de este club nonagenario y a quien algún escalofriante rumor ha situado como la posible salida más sorprendente. Imaginamos que nadie se inventa un despropósito semejante, pero somos incapaces de razonar ningún motivo para que, a día de hoy, puedas planteártelo en el diseño de la próxima plantilla. Confiemos en que todo quede en un desagradable y momentáneo respingo.

EL JUEGO DEL SEPIA

Cristian, precisamente, es una de las cinco altas que presenta el Real Zaragoza de cara a este partido -quizá la única que regrese al once inicial, de acuerdo al siempre inexacto Juego del Sepia-. Bermejo -con Puche y Borja en la ecuación-también oposita con fuerza para la banda derecha del ataque en su caso; mientras que Vada, Álvaro Giménez y Nieto parecen tener menos opciones de jugar de inicio. Giménez y Vada sí tienen posibilidades de salir en la segunda mitad, pese a la frondosidad de un banquillo que ojalá hubiera estado tan libre de lesiones y sanciones cuando todavía jugábamos por más objetivos que ponernos pomada en el orgullo.

Con Eugeni recuperado del malestar que apenas le permitió participar la primera media hora contra el Alcorcón, las dos principales incógnitas se centran en la pareja de centrocampistas centrales -aunque en ataque el equipo suelte a un mediocentro como interior y pase a un 4141- y en los dos atacantes por banda. La gran impresión que dejó Grau en su hora sobre el césped la pasada jornada lo convierte en el gran favorito para ser el pivote titular -con Petrovic como principal alternativa-, mientras que Francho podría devolver a Zapater al banquillo muchas jornadas después. Sabin o Narváez pugnan por la posición de extremo izquierdo, toda vez que resulta improbable que repitan como los dos escoltas de Azón en la punta de ataque.

El Oviedo impone respeto si lo miras por un lado y da pánico si lo observas por el otro. La clasificación no dice poco… Si vence al conjunto aragonés, se situará quinto: a sólo tres puntos de asegurar su presencia en el playoff. Pero si atiendes al momento… te da un susto que te quita el hipo hasta el próximo ciclo lunar. Es el equipo más en forma de la competición en los últimos meses. Desde mediados de marzo, en nueve encuentros: siete victorias y dos empates. Y con Borja Bastón desatado, a sólo dos tantos de auparse como pichichi provisonal de la categoría. Sería una sorpresa asaltar el Nuevo Tartiere, aunque este imperfecto y guadianesco Real Zaragoza ha sido capaz de tumbar a gigantes mayores. Esta plantilla merece acabar sin honores… y sin tantos reproches. Ojalá una semana futbolística que comenzó cantándole las cuarenta terminé de manera capicúa: dando dos golpes, con el puño cerrado, por debajo de la mesa. Toc, toc. De triunfo. Las 40.

Revive nuestros Directos de esta semana en Twitch

Deja un comentario

Ir arriba