Cristian y su vuelo heroico acercan la permanencia de un Zaragoza que se animó en la media hora final

¿Y si en su temporada más terrenal, Cristian termina siendo clave en la permanencia? Cuando más nubes negras se amontonaban en el horizonte desde la llegada de JIM al banquillo -tras el empate sin goles en casa ante el Cartagena-, el Real Zaragoza ha sido capaz de sumar siete puntos de 12, en una esquina del calendario tenebrosa, para situar la permanencia a un máximo de seis en otros tantos partidos. Queda, pero las cuentas siguen saliendo. Para lograrlo, ha habido que ganar en Fuenlabrada, al Almería y empatar contra el Sporting. Quién sabe qué hubiera ocurrido, dónde estaríamos ahora y cuáles serían nuestras esperanzas si el argentino no le detiene aquel penalti a Salvador en el incontenible inicio del partido del Fuenla.

Anoche Cristian siguió desgastando su capa de superhéroe, al inicio de la segunda mitad, volando hacia su izquierda para negarle con el blanco de las uñas un remate a Djuka, que hubiera sido gol ante cualquier portero de la categorÍa y casi ante cualquier portero de cualquier categoría. Porque muy pocos de los más grandes habrían sido capaces de parar todo lo que Álvarez ha parado con esta camiseta desde su impagable llegada. Me faltan años de vida para saber si es el mejor guardameta de la historia del Real Zaragoza, pero le sobran milagros para estar convencido de que no he visto nada parecido en más de cuatro décadas. Y en ésta, su temporada más humana, irrumpe decisivamente en los últimos encuentros para acercar la permanencia. Una permanencia que salva una vida de 89 años. ¡Gracias por tanto, arquero!

¿Eres abonado a leonsepia.com y no ves la crónica completa?
No olvides estar logueado en la web, con tu usuario y contraseña,
para poder leerla. 

✍️Javier Hernández (@SepiaHdez)

📷 Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Tejero, Francés, Peybernes, Nieto; Zapater (Eguaras, 59), Francho; Sanabria (Bermejo, 46), Adrián González (Igbekeme, 59), Narváez; y Alegría (Iván Azón, 75).

Sporting Gijón: Mariño; Rosas, Babin, Borja López, Saúl García; Javi Fuego, Gragera; Nacho Méndez, Manu García (Pedro Díaz, 83), Aitor García (Cumic, 67); y Djurdjevic.

Árbitro: Prieto Iglesias (Comité Navarro). Amonestó a Rosas (29), Nieto (41), Manu García (64) y Eguaras (89).

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima sexta jornada de Liga disputado, a puerta cerrada, en La Romareda.

@Leonsepia

3 comentarios en “Jornada 36. Liga Smartbank. REAL ZARAGOZA 0- SPORTING 0. Cristian y su vuelo heroico acercan la permanencia de un Zaragoza que se animó en la media hora final”

  1. Completamente de acuerdo con lo de JIM y Christian… y en lo de Sanabria, qué bien nos vendría en la banda izquierda, por su capacidad de sacrificio, para acompañar a Nieto en su habitual soledad (mientras sea Narváez quien le acompañe).
    Sigo prefiriendo a Azón como agitador, conociendo nuestros compañeros de fatigas, al tercer partido sin marcar ya le estarían criticando. Dejémosle crecer tranquilo y feliz y aportando lo que su juventud exige, nada más.

  2. Afortunadamente se acumulan puntos, pero a mí me queda la sensación de que siempre se queda el equipo con alguna opción más de juego sin exprimir.
    Es decir, posiciones extrañas para algunos, pocos minutos para otros que lo merecen, revolución cuando no toca pero estatismo cuando sí, etc.
    De ahí el temor a que el tinglado se venga abajo en cualquier momento, y como sólo faltan 6 batallas malo será que se falle ahora que se vislumbra la salvación.
    Si se consigue será en gran parte por un buen portero (para mí no es el mejor porque no ha desempeñado en primera), tres chavales de la base y un delantero medio aceptable. Mérito de un entrenador y de una plantilla que se ha repuesto de una debacle, y demérito de quien la diseñó.
    Que este equipo está cogido con pinzas es evidente y que los demás de abajo son iguales o peores también, triste consuelo.
    Ojo, no está todo hecho. Se necesita una victoria próxima, pues también así, desde la ausencia de ansiedad, vendrán más fácil los empates definitivos como solución de compromiso con aquellos que ya lo tengan todo hecho.
    Hasta pronto.

Deja un comentario

Ir arriba