La buena estrella de Azón y el taco largo de Villalba acercan la permanencia a siete puntos

En la vida hay que tener estrella y Azón, quien volvió a agitar en ataque en la media hora final, parece haber nacido abrazado a ella. JIM tampoco tiene poca, convengamos. A lomos de ambas, el Real Zaragoza supo sumar un triunfo valiosísimo ante el Almería y cabalga hacia una permanencia que ya se anuncia a siete puntos, con todavía ocho jornadas por sumar. Las cuentas se desinflaman como nunca en esta endemoniada temporada… Sigamos dedicados a ello, porque lo vamos a lograr.

El Almería, en cambio, lleva varias semanas peleada con la suya y su desencuentro se agrandó en La Romareda. Cuando parecía haberle dado la vuelta al gol inicial de Adrián, con un misil soberbio de Robertone, el VAR anuló el aparente jaque mate por estar Fran Villalba un taco de bota adelantado en el inicio de la acción. Nadie lo advirtió en directo y costó incluso ver nada en la primera repetición. Bienvenido sea el insospechado rescate de la escuadra y del cartabón. El rival acusó el desengañó, el Zaragoza recuperó el pulso y Azón remachó un cabezazo cruzado -de destino incierto. de Nieto. Victoria y, aunque aún quedan olas gruesas que atravesar, desde lo alto del mástil y con un catalejo, ya puede gritarse: ¡Tierra a la vista!

✍️Javier Hernández (@SepiaHdez)

📷 Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

Reconocíamos en la previa la cierta nebulosa en la que se situaba la alineación que enfrentaría al Almería, ya que se superponían dos máximas de JIM: insistir con un once definido y dar continuidad a lo que viene de funcionar. Ahora ya sabemos cuál de las dos pesa más: la segunda. Se amplió la confianza en quienes fueron novedad en Fuenlabrada –Tejero, Adrián y el Toro– y, abierta la espita, además de recuperar para la titularidad a Francho, le dio la alternativa como titular a Sanabria, quien llevaba unas jornadas implorando esta oportunidad.

Bermejo y Eguaras se cayeron de la foto inicial y el Real Zaragoza -con el debate de Azón abierto en canal y con la baja por ahorro de Peybernes– pareció cerca de reunir a sus once jugadores más convenientes para este momento de la temporada. Otra cosa ya es el orden establecido. Sanabria siempre elige bien y abrocha su banda con un compromiso infatigable, pero parece reducido jugando a pierna cambiada y tan cerca de la línea lateral en este 4141 -por momentos 442, con Adrián arriba y Narváez como falso centrocampista por izquierda- con el que insiste JIM. La sensación es que rendiría todavía mejor en la otra banda y más cercano al mediocentro.

Si se pretende jugar al mismo tiempo con Narváez y Adrián -una decisión entendible, ya que quizá sean los dos jugadores mejor relacionados con el gol de la plantilla- y se les añade un nueve que les permita aparecer por sorpresa -es decir, con esta alineación-, todo parecería mejor ordenado con un 4312: con Sanabria de interior zurdo, Zapater diestro y Francho como pivote. Somos gente de consenso y estamos dispuestos a pactar este acuerdo de mínimos, vista la resistencia a los tres centrales.

No había un partido peor para no contar con Peybernes: el gran cacique de una muy buena defensa. Pero si ni se negoció con el Watford cuánto podía valer ampliar la cesión de Luis Suárez con un ascenso de por medio, no había ningún motivo para pensar que las cosas serían diferentes estando en las mismas manos. Decimos que no había peor, porque Sadiq quizá sea el físico menos gobernable de la categoría y ahí sufrieron Francés y Jair, aunque resistieron y se las arreglaron para negarle casi todas.

Adrián fue Adrián para adelantar al Real Zaragoza a los diez minutos. En una acción continuada -tras un primer despeje del Almería a un córner botado por Zapater-, el capitán envió un segundo centro -este con zurda y con música- al corazón del área, donde Adrián disfrutaba de una feliz soledad, procurada por un preciso desmarque de arrastre del Toro Fernández. Cabezazo cruzado, imparable para Makaridze. 1-0.

Si en la previa valorábamos las bondades de un posible empate -por el favorable efecto dominó que podía generar en los próximos enfrentamientos contra Espanyol y Mallorca-, un triunfo lo triplicaba todo. El desafío era formidable, porque el rival parece un gigante de varias cabezas, pero nuestra impactante seguridad defensiva en La Romareda conspiraba a favor. Sólo una salida en falso de Francés, quien equivocó el pase y permitió que Brian dejara a Robertone sólo ante el portero, provocó algún temblor. Cristian apareció para negar el empate con las piernas.

Robertone, que estuvo en todas, se daría una alegría antes del descanso. Mejor sostenidos por un centro del campo mucho menos poroso, el Almería también nos encontró la rendija de casi siempre: la espalda de nuestro centrocampista por izquierda. Narváez es algo más atento que Chavarría, pero su naturaleza no le permite sostener el esfuerzo defensivo hasta la línea de fondo propia. Y ahí, si el rival tiene un lateral derecho profundo -lo tuvo el Mirandés con Víctor Gómez y, desde luego, lo tiene el Almería con Balliu-, nos martillea la pared hasta que nos tira el cuadro.

Ocurrió en el minuto 35. La ciclópea presencia de Sadiq obligaba a Nieto y a Tejero a tener el extintor en la mano para ayudar a sus centrales, mientras Sanabria corregía como lateral mucho mejor que Narváez. El mediocentro ofensivo Petrovic condujo con ventaja en tres cuartos, Nieto se cerró para evitar que conectara con el delantero nigeriano y Balliu atacó un espacio que el serbio supo castigar con un pase profundo. Narváez venía tarde. El centro ventajoso apenas pudo ser defendido por Tejero, quien ensayó un globo aerostático para evitar el gol en  contra, y Robertone cabeceó con algún apuro a la red. Uno a uno. El empate seguía teniendo su valor, pero quedaba una eternidad.

Podía pasar de todo… y de todo pasó. José Gomes, técnico del Almería, alimentó la teoría de que el reparto de puntos era casi una derrota para ellos y se atrevió con un cambio muy ofensivo al descanso: el mediapunta Carvalho sustituyo al amonestado pivote defensivo Costa, pasando Robertone al doble cinco. No iba a ser sencillo resistir. Adrián y Zapater se irían apagando conforme avanzara la segunda mitad -se preveía y sucedió- y ahora sería el conjunto andaluz quien disfrutaría de atacar con el fuerte viento a favor.

Un muy meritorio despeje de Cristian a disparo cercano de Brian Rodríguez le pegó a Jair en la espalda y casi supone un gol en propia. El Almería se acercaba al triunfo y su banquillo no parecía tener fondo: Corpas y Villalba sustituían a Brian y a Lazo. No llevaría ni un minuto en el campo Villalba cuando gana un balón cruzado y le da continuidad a la acción con un pase atrás, que Robertone convierte en un soberbio misil a la escuadra. Nada que decir. Sólo aplaudir y lamentar la frecuencia de estos fusilamientos, que inauguró Las Palmas en la primera jornada de Liga y que Bebé dio continuidad para activar la dolorosa remontada del Rayo.

Pareció un gol partita -como dicen los italianos-, aunque quedara todavía media hora por delante, porque la inferioridad futbolística era evidente. De repente, se advierte que el árbitro pide que no se saque de centro aún. Está hablando con el VAR. Algo puede haber ocurrido. Pero… ¿qué? Fuera de juego parece imposible. ¿Quizá alguna falta anterior? No. Se está revisando un posible fuera de juego. ¿De quién? Corpas sí lo está, en la parte inferior de la imagen, pero nunca interviene en la jugada. Villalba está en lín… ¡Ahí va, no! Mira su bota. Está algo adelantada. Quizá la longitud de un taco… ¡Qué locura! Lo va a anular. ¡Anulado! Sigue el empate. Entran Azón y Chavarría por un buen Toro y un menguante Adrián.

La explosión emocional que hemos tratado de recrear en el párrafo anterior afectó al Almería y dio alas a un Real Zaragoza, impulsado por las valientes alas de Azón. Pronto entró Eguaras por Zapater y nunca se produjo el cambio que el equipo pedía, antes que ningún otro: Vigaray por Adrián, para adelantar a Tejero y cambiar de banda a Sanabria. Carriles suturados y mejor dispuestos para competir. JIM ya ha dicho que no contempla el doble lateral por banda derecha. Nadie dijo que la convivencia fuera fácil… Sí le pareció, en cambio, buena idea recuperarlo por izquierda donde Chavarría, por más que se le notó algo mejorado ofensivamente, sigue sin dar un nivel defensivo mínimo para este tipo de pleitos.

Bermejo y James entraron por un agotado Narváez y por Sanabria -a quien todavía le quedaban varias carreras solidarias- por agotar. Al minuto, Azón -quien será el nueve titular del Real Zaragoza la próxima temporada si le dejamos tranquilo en lo que queda de ésta- le puso el muy feliz sello ya descrito al cabezazo de Nieto -tras buen centro de Tejero– y el Almería se evaporó, impotente y desesperado, con segunda amarilla a Corpas incluida. Narváez y Jair no fueron amonestados, así que estarán disponibles la próxima jornada. Triunfo grande de verdad, canjeable por media permanencia. Sabadell y Cartagena empataron y mejoraron aún más la tarde. El Mallorca también le ganó al Lugo, para agravar la herida gallega y acercar la ilusión de que ya estén ascendidos cuando les visitemos en la penúltima jornada. Quedan muchos esfuerzos, y no poco sufrimiento, hasta entonces. Girona nos espera en apenas cinco días. Regresará Peybernes y volverá a valernos el empate más que al rival. Cuando eso sucede en Segunda, sueles estar cerca de ganar. Ojalá sumemos una tercera victoria consecutiva y ya no haga falta subir a lo alto del mástil para divisar tierra. Que la buena estrella de Azón y de JIM nos sigan guiando.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez, Tejero, Nieto, Jair, Francés, Zapater (Eguaras, 68′), Adrián (Chavarría, 62′), Francho, Sanabria (James, 79′), Narváez (Bermejo, 79′) y Gabi Fernández (Iván Azón, 62′)

Almería: Makaridze, Balliu (Juan Villar, 78′), Akieme, Maras, Cuenca, Petrovic, Samú Costa (Carvalho, 45′), Brian Rodríguez (Corpas, 60′), Lazo (Villalba, 60′), Robertone (Schettine, 85′) y Sadiq.

Árbitro: Ortiz Arias (Madrid). Mostró amarilla a Samu Costa, Nieto, Robertone, Balliu, Petrovic y Chavarría. Expulsó a Corpas, por doble amarilla, en el 93.

Goles: 1-0, minuto 10: Adrián. 1-1, minuto 31: Robertone. 2-1, minuto 80: Azón.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima cuarta jornada de Liga disputado, a puerta cerrada, en La Romareda.

@Leonsepia

6 comentarios en “Jornada 34. Liga Smartabank. REAL ZARAGOZA 2- UD ALMERÍA 1. La buena estrella de Azón y el taco largo de Villalba acercan la permanencia a siete puntos”

  1. A la espera de un empate mañana en el Alcorcón-Castellón la jornada ha sido, si no óptima, si muy positiva para el RZ. Preferibles hubieran sido victoria del Albacete y derrota del Logroñés, por lo demás pleno de éxitos en una jornada que ha podido ser la más decisiva.

    ¿Lo de Adrián? Lo normal en un jugador de primera, con gol, que estaba desaprovechado. Lo veíamos todos menos el entrenador.
    Se le están poniendo las piezas solas en su sitio mientras se empeña en esos desbarajustes que acaban con un saco de puntos.
    Aparenta este entrenador contar con la fe de su vestuario, su mayor virtud o quizás la única. Para hacerles creer como cierto ese camelo que soltó en su debut, ese que proclamaba la excelencia de esa plantilla y que ha acabado por hacérselo creer a sus propios componentes.

    Azón al final en Fuenlabrada. Azón al final contra el Almería.
    Azón: dos victorias insospechadas tras dos decepciones inesperadas
    Algún día hasta será titular.

    1. Javier Hernández Aguirán

      Hola, Ramiro!
      La jornada ya es óptima, suceda lo que suceda, porque hemos ganado. Y ganando ya importa muy poco lo que haga el resto. De hecho, creo que la única cuenta que deberíamos tener en cuenta ya son los siete puntos que quedan para asegurar la permanencia.
      Me parece que JIM se merece mayor aprecio, por más que en podcasts y crónicas no compartamos muchas de sus decisiones. Pero nos tiene en un increíble ritmo de ascenso directo (1’75 puntos por jornada) y tiene que haber más que suerte y ascendencia sobre el grupo
      La plantilla no es ni siquiera notable, pero es bastante mejor de lo que se ha dicho. Y puede ser una buena base sobre la que maniobrar la próxima.
      Azón será titular. De momento, está jugando media hora por partido con el primer equipo la temporada que estaba programado que jugase en el juvenil. Dejemos a los chicos crecer, las prisas destrozan carreras y personas
      Abrazos

      1. No descalifico la gestión de este entrenador ni considero una afrenta la situación de Azón, sería una exageración… es sólo una manera de resumir.
        Coincido en general con tu visión.
        En lo que discrepo es en el juicio sobre Chavarría, que entre los especialistas me parece el de más nivel… ojito, para ser «sólo» un lateral izquierdo, lo que elabora para el gol que culmina Azón.
        Hasta pronto.

        1. Javier Hernández Aguirán

          Ya, ya. En ningún momento he dicho ninguna de las dos cosas, Ramiro. No creo que hagas ninguna, ni mucho menos
          A mí Chavarría me pareció -con permiso de Narváez- el mejor jugador de la primera vuelta, pero ha caído con cierto estrépito en la segunda. Creo que viene en una cierta recuperación, pero yo lo tendría en cuenta como centrocampista antes que como lateral, incluso en la planificación de la próxima temporada
          Abrazo grande

  2. Creo que soy el único que ve bien la gestión que hace JIM con Azón. Con cinco o seis puntos más que le de todos los partidos que queden de titular, mientras tanto que siga así. Parece mentira que no nos conozcamos. Uno o dos partidos sin que le salga nada y estará acabado porque la prensa del régimen ya se encargará de alabar a unos y degollar a otros…., historia repetida una y mil veces. Espero que con el potencial que tiene este chico haya un entrenador específico para él en la Ciudad Deportiva que le ayude a mejorar tecnicamente cada día, tanto en regate como en control porque si lo mejoran será delantero top de primera, si no lo hacen …
    Vas a seguir cotizando mucho tiempo.

    1. Javier Hernández Aguirán

      Hola, Luis!
      Jajaja. Estoy mentalizado, por fortuna parece que seguirá siendo con leonsepia
      Estoy contigo. A mi también me parece muy buena la gestión, por todas las razones que comentas, y lo he ido repitiendo durante las últimas semanas.
      Abrazo grande

Deja un comentario

Ir arriba