16 horas. Movistar+ (canales 8 y 45)

Una previa en vísperas

Ni siquiera la inesperada victoria de anoche del Alcorcón -revivido por Anquela- ante el Girona, que aprieta aún un poco más la soga en nuestro cuello, hace que el zaragocismo deje de soplar las hojas del calendario para que el lunes llegue cuanto antes. Diríamos que importa más ese día que el partido de mañana: se entiende que la visita al Espanyol apenas cambiará el presente, aún con la muy feliz sorpresa de vencer allí, mientras que la nueva semana puede estrenarse con decisiones estructurales, que ya dibujen un futuro en el que creer y donde construirse.

Víctor asoma como realidad, inmediata e impostergable, desde que Alierta exhortara al Consejo que Fernández debía ser el hombre del rescate y de lo que pueda venir después. Queda por decidir cómo encuadrar sus poderes deportivos, que sólo si son plenos serán, y si emula la figura tradicional del ‘manager’ en el fútbol inglés, donde una sola persona aúna el rol de director deportivo y el de entrenador. No pondremos su foto todavía -hasta la última imagen de la crónica de mañana, probablemente-, por respeto a quienes todavía están.

No estarán seguro en Cornellá Adrián y James -como diría Andrés Montes-: dos miembros del consejo de administración de Cristal de Bohemia, que han vuelto a resentirse muscularmente. Su apuesta dentro de la plantilla, en una primera vuelta de la temporada que se sabía endemoniada -con 19 partidos en tres meses…- sólo podía valorarse dentro un grupo amplio y que practicase el hábito de la rotación. Lalo tuvo la responsabilidad en negar lo primero -Clemente, Lasure, Kawaga…-; Baraja e Iván, en lo segundo.

No sabemos si a la musculatura de Narváez le queda algún aviso más antes del estallido… Convendría protegerlo mañana y asegurar su presencia el miércoles contra el Castellón. Otra cosa es que pase. De momento, ha sido incluido en la convocatoria. Sucede que quienes deben tomar -o asesorar- esa decisión no parece que vayan a llegar al encuentro siguiente, porque Víctor ya ha iniciado las maniobras de aterrizaje y tanto Lalo como Iván descuentan las horas en sus respectivos cargos.

Siguiendo la lógica que más ayudaría a evitar una nueva plaga de lesiones musculares, que termine de convertir en una penitencia los partidos que quedan antes de Navidad -es muy probable que no se siga-, sería un exceso irresponsable que Vigaray y Jair firmasen su tercer esfuerzo consecutivo en una semana, nada más superar sendas lesiones… Tejero y Francés deberían de darles descanso, igual que Nieto al exprimido Chavarría…, y confiar en que Guitián siga resistiendo. La protección total pasaría porque Zapater hiciese de central de emergencia. Nos conformaríamos, vistos los precedentes, con una protección parcial.

Más probable es que sea Javi Ros quien supla la baja confirmada del frágil Igbekeme. Sería buena ocasión para tratar de reciclar a Buyla como activo… Eguaras también agradecería un paréntesis, para poder influir en el juego del equipo en los partidos que vienen, pero cuesta imaginar que Iván -y Lalo-, en lo que pueden sentir como su último partido al frente del primer equipo, se anime a prescindir del mediocentro. Quizá Bermejo vuelva al once y aporte algo de vértigo a una delantera de movimientos demasiado lentos para quien se intuye inferior al rival y prefiera situarse en campo propio.

Ni siquiera una deseada victoria en Cornellá parece capaz de detener una maquinaria ya activada, que supondrá la rotunda vuelta deportiva de Víctor entre el lunes y el martes. Habrá que ver hasta dónde salpica la implosión. Quizá Cuartero sea la frontera, casi siempre lo ha sido, pero esta vez la línea que se trace puede ir más allá de él, en una decisión que ha parecido un imposible desde hace 15 años; sin duda, los menos edificantes de la historia de la entidad. Puede que algún consejero, como Juan Forcén, pierda también algo de peso con el inminente temblor interno. Y tampoco será aquí donde se llore. Vivimos vísperas de refundación -tras ocho años de frustraciones con la Fundación-…, aunque sea tarde de previa y el momento obligue a escribir y centrarse en la visita al Espanyol.

📷Alfonso Reyes

El probable 11 de Iván

Deja un comentario

Ir arriba