20.30h. GOL y Movistar La Liga

La Romareda no quiere subir a Torrero

En víspera del tributo a los difuntos, el Real Zaragoza se exige un primer triunfo como local para evitar convertir su casa en un velatorio. JIM debería apostar por un 4312 que acerque a los delanteros al gol

✍️ Javi Hernández (@SepiaHdez)

📷 Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

Casi todo se sabe del encuentro ante el Mirandés y casi nada importa. Se enfrentan dos equipos que son una aparente antítesis, si se mira cualquier estadística… menos la de puntos sumados. Ahí los visitantes llegan con la posibilidad de ser superados en la clasificación en caso de derrota. Se sabe que Narváez y Vada -autores de seis de los ocho goles firmados hasta ahora- no están disponibles y se sabe que a La Romareda ya no le caben más puntos perdidos, si no quiere convertirse en un amago de velatorio de este proyecto deportivo. Todo eso se sabe y hasta lo que no se sabe, se cree saber: JIM continuaría apostando por un 4141, que sobrecarga de tareas al nueve y ubica a Nano Mesa donde menos peligro tiene. Ojalá reordene al equipo en un 4312, para acercar a los delanteros al área y -en este caso, también- al gol. Pero nada de lo que se sabe y cree saber tiene ningún valor cuando lo único que importa es ganar.

¿Eres abonado a leonsepia.com y no ves la previa completa? No olvides estar logueado en la web, con tu usuario y contraseña, para poder leerla. Si no lo eres, puedes abonarte AQUÍ.

Nano Mesa le puso la frase hecha exacta a la previa y aseguró que el equipo saldrá con el cuchillo entre los dientes, el mismo que se olvidó en el vestuario durante una primera parte contra la Ponferradina que no puede repetirse. El rival tiene todo el derecho a no ser peor que tú, pero no puedes permitirte darle la impresión de que a ti el partido no te importa más y que no va a tener que sacarte con los pies por delante si pretende sacar algo positivo. Hay partidos que debes empezar a ganar desde el túnel de vestuarios y éste es uno de ésos. El cruce de caminos lo detectamos todos, dentro y fuera: ganar hoy despejaría muchas de las nubes negras que se han ido acercando, con más o menos motivo; y perder -quizá hasta volver a empatar- haría de nuestra casa una peligrosa metáfora de la noche de los muertos vivientes.

Sería una sorpresa que JIM, para evitar favorablemente una novena igualada consecutiva, no insistiera en su 4141 de cabecera. Tiene motivos para hacerlo: es el dibujo más trabajado desde su llegada -hace ya casi once meses-, los mejores partidos del Real Zaragoza esta temporada se han ofrecido a partir de esta propuesta y el regreso de Francho -tras su inoportuna lesión- da sostén y armonía al trío de centrocampistas centrales. Ocurre que el sistema en el que más cómodo se encuentra el equipo conspira en contra del 9 -sea éste Giménez o Azón-, por obligarle a pelear en soledad con los centrales rivales y a pisar tarde el área si debe ayudar en algún momento de la construcción del ataque.

El probable 11 de JIM

La lesión muscular de Narváez, más allá del vacío goleador que supone siempre la ausencia del colombiano, arrastra una menor amenaza de Nano Mesa, quien siempre que parte desde la banda izquierda del ataque parece peor relacionado con la creación de peligro. No parece la mejor fórmula para unos atacantes que ya sienten cerca los silbidos de las críticas de quienes se atrincheran en las estadísticas para disparar opiniones lacerantes. Es muy probable que invirtiendo el triángulo ofensivo y jugando con un mediapunta y dos delanteros, dejando los ataques por fuera para nuestros profundos laterales, la escasez mejorara. Y ahí sí, si siguen sin marcar con el paso de los encuentros, su responsabilidad personal sería irrebatible.

El muy probable regreso de Zapater y la continuidad de Francho deben ser el pegamento necesario para un Mirandés que obliga a precisas transiciones defensivas y, a su vez, darán seguridad a Gámez y Chavarría para fatigar sus respectivos carriles. El notable partido de Petrovic ha abierto la puerta a su continuidad en el once, aunque aquí intuimos que puede ser de la partida el jueves, en Burgos, y que será Eguaras quien recupere el timón del equipo, protegido por sus escoltas preferidos. Algo similar ocurre con Adrián, más probable de incio en El Plantío que ante el Mirandés, por más que ese cambio al 4312, que se reclama y no se espera todavía, lo potenciaría al mismo nivel que a los dos delanteros.

Bermejo, banda derecha de confianza de JIM en su 4141 de seguridad, asoma como titular más probable, por delante de Borja Sainz y hasta de Yanis. El panameño y Azón parecen llamados a refrescar o a  agitar -según el marcador- la vanguardia en el tercio final. Francés regresará por el meritorio Lluis López, después de su imprevisto descanso en Montilivi, y el Mirandés -el equipo más goleado y uno de los más goleadores de la categoría- tratará de evitar su tercera derrota consecutiva -1 a 2 contra el Girona y 1 a 4 ante el Almería- por primera vez en la temporada subidos en los jóvenes -aunque sobradamente preparados- lomos de Camello, Riquelme e Iñigo Vicente. Ganar en casa es ya imperativo: La Romareda no quiere subir a Torrero.

Revive los últimos directos de nuestro canal

Deja un comentario

Ir arriba