Pablo Díaz Stalla

REAL ZARAGOZA 1998-2004. CAMPEÓN COPAS DEL REY 01,04

LA ÚLTIMA MISIÓN

¿Eres abonado a leonsepia.com y no ves la columna de Pablo Díaz completa?
No olvides estar logueado en la web, con tu usuario y contraseña,
 para poder leerla. 

Podía suceder (los 40 minutos finales), pero no debe volver a ocurrir

Cuando eres un futbolista profesional, siempre te estás jugando algo; aunque desde fuera pueda parecer que ya está todo hecho y sólo queda esperar que llegue la próxima temporada. El Real Zaragoza, en estas cuatro jornadas que todavía quedan, no puede estropear la imagen de equipo competitivo que -con tanto esfuerzo- se ha labrado durante todos estos meses y que ya sirvió para escapar del fantasma del descenso durante el mes de febrero. No es fácil gestionar anímicamente cuando te quedas sin objetivos y te sientes a salvo de peligros; aún más si el líder -después de competirle con cierta entereza durante la primera mitad- se te adelanta con un gol afortunado y con otro desgraciado tras el descanso. Podía suceder, pero no debe volver a ocurrir. Quedan cuatro encuentros y se han de competir al máximo: por el escudo, por la afición y por la competición. JIM ya ha mandado un mensaje claro con el recambio de Borja Sainz en el minuto 78, cuando el extremo había entrado al descanso. No fue una situación habitual y le tocó a Borja -según JIM, por cuestiones tácticas-; pero pudo ser cualquier otro, porque no daba la sensación de estar desentonando más que el resto.

Un careo meritorio hasta el descanso y el factor Stoihkov

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

La comunicación es básica en la vida… de una buena defensa

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

Convertir la tranquilidad en energía renovable

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

Deja un comentario

Ir arriba