21h. GolTv, AragónTv y Movistar+

Elige tu propia aventura, querido león: ganar y dar el salto, empatar y reptar, perder y tiritar

Hay partidos que son una encrucijada y noches que determinan tu vida. El Real Zaragoza visita a un Lugo que se viene inmolando -ya penúltimo, tras seis derrotas consecutivas-, consciente de que un triunfo supondría media salvación. Media, literalmente. Sería sumar tres de los seis que aún podrían ser necesarios para llegar a los salvadores 48, con cinco partidos más por jugar. ¿Cómo no aprovechar la visita al rival con peor presente de la categoría? Y al mismo tiempo: ¿cómo ir a por la victoria cuando te has convertido en un sujeto pasivo y acostumbrado a entender cada empate como un tesoro? 

El probable 11 de JIM

✍️Javier Hernández (@SepiaHdez)

📷 Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

¿Lo sería en esta ocasión? No lo parece, aunque es inevitable valorar por comparación. Si lo comparásemos con el drama que supondría caer derrotados, lo abrazaríamos entre suspiros. Sumar siempre es importante, evitas que gane un rival directo, ganamos otro average… ¿Nos suena el discurso, verdad? Nunca es fácil escapar de tu propia línea editorial y, aún menos, cuando la realidad parece obligarte a hacerlo. Es una noche para no ser nosotros… o para acordarnos de que fuimos jóvenes y atrevidos en Málaga, no hace tanto, y terminamos brindando por ello. O, más allá de sendas derrotas, también demostramos serlo después, en Albacete y en Vallecas.

Quizá esos disgustos y el resiliente -por ser amable y parecer moderno- triunfo en casa contra el Mirandés nos ha endurecido la piel y envejecido el alma. Contra el Sporting, tras la derrota prematura en Girona, se entendieron los recaudos y la necesidad de puntuar. Mucho más difícil de explicar resultaron los ejercicios de conservadurismo extremo en Logroño y ante el Cartagena. Sirva el recuerdo de la reciente visita al Logroñés como precedente más parecido a nuestro próximo compromiso y como mejor receta para atrevernos con otra propuesta de juego.

Ahí los riojanos llegaron con una crisis existencial comparable con la del Lugo y les ofrecimos las tablas nada más comenzar… y también tras ser capaces de igualar el marcador a media hora para el final. Nuestra propuesta pacifista masajeó un alma que venía en paro cardiaco y la revitalizó en la clasificación. Sólo algo similar salvaría a un Lugo en llamas, que ha tenido que recurrir a un chico de 36 años -el más joven del campeonato- para que sea su cuarto entrenador de la temporada. Además, el empate ahora -y más tras la inesperada última victoria del Sabadell- podría ser insuficiente, teniendo todavía al Espanyol, al Mallorca y al Leganés haciendo fila ante nuestra ventanilla.

¿Cómo afrontará el Real Zaragoza el partido? Varias han sido las voces internas durante la semana que han defendido la necesidad de aprovechar la ocasión e ir a por el partido. Se sabe que JIM ha hecho carrera por su capacidad camaleónica -del alegre Cartagena al áspero Levante-, pero cuesta imaginar que el plan pegue un volantazo tan cerca del final. Sería un encuentro para apostar por Azón de inicio; no porque sea la demanda de moda desde el otoño, sino porque el rival puede derretirse si subes líneas y vas a buscarle. Y ahí Azón es infatigable y resulta intimidante. También lo sería para juntarlo con Narváez, liberando a éste de la banda izquierda y situando ahí a Sanabria. No creemos que nada de eso ocurra, ojalá nos equivoquemos.

En realidad, si tuviéramos que hacerlo, apostaríamos por el mismo once que pareció sostener un cierto armisticio en la primera parte contra el Sporting de Gijón. La sensación es que JIM entiende que su propuesta reduccionista -en espacio y tiempo-, está funcionando y podría seguir reservando a la unidad de agitación –Azón, Bermejo, Eguaras, James…- hasta después del descanso. Ni siquiera parece probable el regreso de Jair, deteniendo así un carrusel que ha ido turnando a los tres centrales disponibles en las últimas semanas. Con el Toro fuera de combate todavía, Alegría y Adrián repetirían como la pareja más adelantada. Menos retrasada, sería más exacto… pero suena claramente peor.

Querido Real Zaragoza –como si se tratara de las lecturas infantiles de muy principios de los 90-, elige tu propia aventura: ganar y dar el salto que aún nos falta; empatar y seguir reptando punto a punto hasta la orilla; perder y comenzar a tiritar. Según en qué página nos encontremos al terminar el partido, nos tocará vivir el final de la historia con un alivio comedido o una desazón ingobernable. A cualquier sensación posterior habrá que aplicarle una buena dosis de inteligencia emocional: nada estará logrado, ni tampoco perdido. Ocurra lo que ocurra. Pero a eso ya nos dedicaremos entonces. Mientras tanto, elijamos la primera opción y dejemos las aventuras de terror donde deben quedarse: en la ficción.

4 comentarios en “Jornada 37. Liga Smartbank. Lugo- Real Zaragoza. ELIGE TU PROPIA AVENTURA, QUERIDO LEÓN: GANAR Y DAR EL SALTO, EMPATAR Y REPTAR, PERDER Y TIRITAR”

  1. Miguel Domingo Tolon

    Discrepo de tu once inicial y apuesto porque hoy será la gran noche de Iván Azón. Es más vamos a conseguir la victoria y dar un paso de gigante. Es el día de D y la hora H.

    1. Javier Hernández Aguirán

      Hola, Miguel!
      Yo también discrepo. Porque no es el mío, sino el que creo que va a sacar JIM… En la previa escribo qué es el día para poner Azón de inicio y juntarle a Narváez, poniendo Sanabria por izquierda.
      Ojalá demos ese paso adelante y terminemos ganando un partido que es casi decisivo.
      Abrazo grande

      1. Miguel Domingo Tolon

        Otro abrazo para ti, me gustaría mucho ver a Iván acompañado en la punta por Narváez creo que se complementarían muy bien. Yo por la izquierda pondría a Pep Chavarría por delante de Nieto, en lo demás estamos de acuerdo. VAMOS A GANAR ESTE PARTIDO.

Deja un comentario

Ir arriba