21h. GolTv y Movistar La Liga

El Real Zaragoza visita al ansioso Girona en su desatada y sonriente cabalgada hacia la salvación

¿Quién hubiera imaginado, después del descorazonador empate en casa contra el Cartagena, que ésta sería la foto de la previa del Girona? La vida cambia radicalmente en dos jornadas. Un par de triunfos inopinados y las sonrisas se dibujan en todas las caras. Nada está hecho todavía -quedan en torno a los siete puntos por sumar para ello-, pero ya nos sentimos capaces casi de cualquier cosa. Incluso de ganar esta noche en Montilivi y continuar con nuestra desatada cabalgada hacia la salvación. A todo se acostumbra uno, también a lo bueno.

El posible 11 de JIM

✍️Javier Hernández (@SepiaHdez)

📷 Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

El regreso de Peybernes, tras perderse el duelo ante el Almería por la clausula del ahorro, es la nota más destacada de la convocatoria -además del descarte de Vuckic, por incomprensible decisión técnica- y, muy probablemente, también de la alineación. La impresión es que el galo es el más titular de los tres centrales y que JIM seguirá rotando entre JairFrancés. Nuestra bola de cristal -quizá la única que nos funcione- intuye al apercibido portugués para esta noche y al canterano en el próximo encuentro, en casa contra el Sporting.

Está JIM desde Fuenlabrada como para adivinarle una alineación, pero no se advierten demasiadas razones para no repetir la que se enfrentó al Almería: con la excepción ya señalada de Peybernes y con Azón llamando a la puerta a cabezazo limpio. Quizá sea la gran novedad de partida, aunque aquí no apostamos por ello. Sus méritos son incontestables, igual que la excesiva urgencia de casi todos por verlo en el once. Resulta descorazonador que aún no hayamos aprendido que, en las manos en las que seguimos estando, consolidarse como nuestro nueve titular en este atardecer de la temporada es el mejor atajo para que sea traspasado en verano por cuatro monedas… Tranquilidad, inteligencia y a intentar subir con sus goles la campaña próxima.

La posible vuelta de Eguaras a la titularidad sería la mayor incógnita por despejar. Siempre es un candidato a ello, si bien supondría una cierta sorpresa tras el notable último partido realizado por los cuatro centrocampistas. Zapater y Adrián ahora son indiscutibles, mientras que Francho y Sanabria también deberían serlo. Serrano, además, viene de jugar como pivote defensivo y ahí -en su posición natural- tendría que recuperar el vuelo en este tramo final.

Sanabria venía pidiendo pista y la torre de control se la concedió al fin, aunque no está tan claro que fuese la más conveniente. No tanto por él, capaz de sumar e influir casi en cualquier posición, sino por la propuesta colectiva. Si se insiste con el uruguayo por derecha, además de obligarle a jugar a pierna cambiada, limitando así nuestra profundidad por esa banda a las incorporaciones del lateral –Tejero, seguramente-, supondrá mantener un 4141 con Narváez por izquierda, que lo aleja del delantero y nos abre una rendija defensiva que los rivales ya prevén y castigan.

El 4312 parece el sistema que mejor se ajusta a estos once jugadores y hasta a la actual realidad de la plantilla. Con Sanabria por delante de Nieto, como interior izquierdo -y Zapater, derecho-, se suturaría ese habitual sangrado, se acercaría a Narváez al delantero y tanto Adrián como Francho jugarían en sus respectivas zonas de confort. El Girona -uno de los equipos más en forma de la categoría, ¡pese a llevar 12 jornadas sin dejar su portería a cero!- recupera a Juanpe y podría apostar por el retorno al 352, con la doble amenaza de Stuani -irreconocible esta temporada- y del exuberante Sylla, con los puñales Couto – lateral/carrilero derecho brasileño, de 18 años, cedido por el City- y Aday por fuera y con un poderoso trío de centrocampistas centrales: Gumbau, Cristóforo y Monchu. Si Francisco apuesta por el 442, el panameño Bárcenas tendría su papel.

Mientras el Real Zaragoza viene sonriendo tras sus dos últimos triunfos, el Girona se dejó buena parte de sus opciones de jugar el playoff de ascenso tras caer en Vallecas la pasada jornada. Se encuentra séptimo -49 puntos-, a seis más average de la sexta plaza. Sólo le vale ganar esta noche; mientras que el conjunto aragonés valoraría muy positivamente un empate, que lo siga acercando a la orilla de los 48, con siete jornadas todavía por jugar. Cuando estas dos realidades se enfrentan, si la primera no pone rápido el marcador a favor, la segunda tiene muchas opciones de terminar llevándose el partido. Ojalá se cumpla. Si sucede, el Zaragoza -seguiría sin la permanencia abrochada- estaría más cerca del Girona que el Girona del sexto… Antes de que nada ocurra, el Sabadell abrirá la jornada en Fuenlabrada. Miremos adelante sin despistar el retrovisor.

2 comentarios en “Jornada 35. Liga Smartbank. Girona- Real Zaragoza. EL REAL ZARAGOZA VISITA AL ANSIOSO GIRONA EN SU DESATADA Y SONRIENTE CABALGADA HACIA LA SALVACIÓN”

  1. Si se diera la deseada salvación, la única manera de intentar un ascenso la temporada que viene es la preparación que yo he conocido desde pequeño: me quedo con lo bueno, me quito lo que no aporta, e intento acertar en las incorporaciones (y ahí intervenía el ojo de Avelino o el de los que le sucedieron).
    En los tres intentos que se han dado se había mantenido lo básico y se acertó con los nuevos delanteros.
    Si partimos, como últimamente ocurre, que se vende lo mejor (jóvenes que saliendo de la base se consolidan en una o dos temporadas) pues ya está la suerte echada en negativo.
    Si es esa la razón por la que no se pone en el escaparate a Azón entonces yo la acepto, siempre que en el camino no haya un despeño que aún es posible.
    También hay otros dos titulares, Francho y Francés, en la misma situación.
    Salvo que cambie mucho el panorama de la propiedad las ventas se volverán a dar y entraremos en el círculo del asalto a la 10ª temporada en segunda… y que no se tuerza, como ésta.

    Pero queda muy lejos, el objetivo es real y urgente: hay que salvar un descenso. La única ventaja que se lleva es que ahora valen los empates. Pero ojo, porque en dos partidos se puede estar en la zona roja de nuevo. Y serán clave los enfrentamientos con Lugo y Castellón. Ojalá Espanyol y, más probable, Mallorca vengan ascendidos.
    Una victoria hoy lo dejaría casi hecho, pero el Girona cuenta con la inesperada derrota del Rayo y aún sueñan.

    ¿Partido a partido? Claro que sí. Pero es inevitable, a 8 jornadas del final, echar un vistazo al tramo decisivo.

    1. Javier Hernández Aguirán

      Muy buenas, Ramiro!
      La dramática diferencia con lo que conocimos de pequeños es que malvivimos con 71 millones de deuda y estamos en unas manos que, para dar un paso al lado, piden 15 millones para liberarse de sus avales y no para aliviar los pagos pendientes con Hacienda y con la Seguridad Social, que reducirían notablemente el riesgo de desaparición y quizá aumentarían nuestro límite salarial de cara a próximas temporadas.
      Mientras este sea el contexto, por más que este verano pueden darse unos cambios inaplazables en la propiedad, la prioridad es ingresar diez millones en ventas y, a partir de ese sangrado, ver qué plantilla se puede confeccionar. Una vez se concrete la permanencia, ojalá se haga, le dedicaremos tiempo a la planificación que nosotros haríamos de acuerdo a todas estas coordenadas. Me temo que Francés o Francho, al menos uno, serán traspasados y apenas se podrá aspirar a que se queden una temporada cedidos. Si continúa la exposición mediática sobre Azón, puede acelerar su cocción y venta en el mercado. Creo que es poco inteligente la urgencia general por su titularidad, por más que esté siendo nuestro nueve más meritorio. Que nos siga ayudando a la permanencia jugando la media hora final y sea nuestro nueve titular, todavía en propiedad, para atacar el ascenso la próxima campaña.
      Respecto a nuestra situación en la clasificación, afrontar esta recta final sabiendo que empatar nos vale es un desahogo incalculable. Ojalá sumemos un nuevo triunfo cuanto antes, eso sí, y la salvación quede ya a escasos centímetros.
      Abrazo grande

Deja un comentario

Ir arriba