20.30hrs. Movistar+ (8 y 48)

Cartagonova, donde JIM fue emperador, nuevo puerto para un Zaragoza convencido y sonriente

Existe una viciada expresión periodística, que parece atribuirle la propiedad de un equipo a su entrenador. El Real Zaragoza de JIM, diríamos aquí, como si el Real Zaragoza fuese suyo… Se sabe que no lo es, quizá por desgracia, pero lo que sí le pertenece es buena parte de nuestro destino. Ésta, si lo termina siendo, será una salvación de autor que llevará su firma, porque los refuerzos que puedan llegar serán probablemente insuficientes si quienes ya están no le dan continuidad al ilusionante despegue previo a Navidad.

El calendario refuerza la teoría. Los rivales directos van a sucederse durante las próximas semanas, en duelos que acercarán o alejarán sensiblemente el objetivo pese a estar en enero; mientras Torrecilla libra la ardua tarea de encontrar acomodo a descartes del penúltimo clasificado de Segunda… Porque eso es lo que hoy somos cuando nos descuelgan el teléfono. Quizá nos miremos en espejos que ya no nos reflejan cuando nos impacientamos porque sólo ha habido una salida: la de Papu. Yo, sin pretender ninguna ofensa, la considero próxima al milagro.

Si eres abonado, PINCHA AQUÍ para acceder a tu área de usuario y poder leer el resto de la previa

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

Este contenido es sólo para abonados. Abónate AQUÍ

📷Alfonso Reyes

El posible 11 de JIM

Ir arriba