EL MENSAJERO CLEMENTE

El defensa zurdo canterano, casi inédito esta temporada, cabecea el pase del Real Zaragoza a la siguiente ronda de Copa (32avos) y reivindica su presente y futuro en el club aragonés. Adrián y James, tocados

✍️Javier Hernández (@SepiaHdez)

📷 Archivo Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

Clemente atacó un centro enroscado de Yanis al segundo palo, ante la pasividad de la defensa palmera, y cabeceó un balón que gritó con eco: el del gol que clasificaba a un tibio Real Zaragoza para la siguiente ronda de Copa del Rey y -quién sabe si más importante a medio y largo plazo- amplificaba un mensaje de reivindicación y vigencia para quien lo quiera escuchar. Ojalá lo haga JIM, porque la solidísima temporada de Jair no es suficiente para explicar los ridículos minutos que el canterano ha disputado hasta la fecha, y aún menos para prever que su aportación va a seguir siendo testimonial hasta mayo o junio. Y ojalá también sirva para que le cambie la percepción a Torrecilla y le presente una oferta de renovación acorde a su potencial como patrimonio deportivo de una entidad que no puede equivocarse con el talento de un modo tan grosero.

Que esta crónica algo reducida no se ilustre con ninguna foto de Clemente resume, mejor que cualquier línea que pueda escribirse, su invisibilidad este curso, más allá de sus buenos quince últimos minutos en Gran Canaria -aquí nos nutrimos de las imágenes que @futbolgrafo captura en La Romareda-. No nos habría afectado positivamente el archivo, pero bien pudo ser tenido en cuenta este pasado domingo en Lezama, como lateral, para darle centímetros a la línea defensiva, proyectar la profundidad de Chavarría y situar a Borja Sainz en su preferida banda derecha. Sonaría ventajista, si no fuera porque ya lo comentamos antes de ese partido. 

¿Eres abonado a leonsepia.com y no ves la crónica completa? No olvides estar logueado en la web, con tu usuario y contraseña, para poder leerla. Si no lo eres, puedes abonarte AQUÍ.

Real Zaragoza y Mensajero, hermanados tras un fatal accidente de autobús que mañana -jueves, 2 de diciembre- cumple 65 años, donde fallecieron un par de integrantes de aquella expedición palmera y el club aragonés se mostró activo y solidario para ayudar a evitar la desaparición de la entidad insular. Hoy, mucho tiempo después, también ha querido colaborar afectiva y económicamente: luciendo el bordado, cerca del escudo, «Un mensaje con cariño a La Palma»; y subastando las mismas al finalizar el encuentro, donando la recaudación que se obtenga al Cabildo de la isla. Además, nunca es demasiado en momentos tan excepcionales, se honró el recuerdo de Rosendo Hernández y de Isidro Acosta -ambos ya fallecidos-, quienes militaron en ambas instituciones a lo largo de su trayectoria.

No hubo Juego del Sepia, ni siquiera previa, dado lo prematura de esta ronda en el torneo; pero nos animamos a improvisar un once en nuestro directo en Twitch del lunes y… repetimos pleno. Será la famosa racha del goleador, esperemos que dure. Con un once muy alternativo y varios principales sin convocar –Cristian, Gámez, Petrovic, Jair, Narváez y Mesa-, quizá la mayor sorpresa fue la apuesta inicial por Eguaras en lugar de Javi Ros. El Real Zaragoza salió burbujeante y acumuló hasta cuatro ocasiones, de nitidez variable, ante la portería del adolescente Pradilla. Un balón sin dueño en el área pequeña, tras peinar Adrián un centro de Ángel López, que buscó con ahínco Azón, fue la más peligrosa de todas.

Acaso por sentirse cerca del gol temprano, el Real Zaragoza pareció perder temperatura. El rival, poco amenazante al espacio y algo impresionado por el escudo que había delante, tenía una corta esperanza de vida si el conjunto aragonés subía líneas y se instalaba en campo contario. Apenas a partir del minuto 40, salvando también los diez primeros, dio la impresión de que a muchos titulares -inusuales, la mayoría de ellos- les sonaba el despertador y la urgencia por reivindicarse antes del descanso. Por más que Zapater casi encuentra portería con un disparo de zurda, no pudo ser.

Quedará opacado por la liberación feliz del gol de Clemente, pero el partido de Ángel López fue todavía más sólido. Impasable por su banda, el canterano aburrió al poderoso colombiano Wilson Cuero -sustituido al poco de comenzar la segunda mitad-, pese a que el primer plan ofensivo del Mensajero fue surtirle de balones al cafetero. James nunca entró en juego, a partir de un doloroso impacto en la mandíbula, Eguaras abusaba de los envíos en largo desde campo propio, apenas Zapater le ponía nervio al asunto; Yanis le daba intención al juego cada vez que asomaba por la mediapunta y el ex zaragocista Valentín tuvo que ser sustituido por molestias en la rodilla tras un choque prematuro con Azón.

Borja Sainz sustituyó al golpeado James al descanso y estiró su luna llena para dar filo y verticalidad a la banda izquierda. No está nada claro que vaya a ser suplente contra el Eibar, por más que Narváez y Mesa puedan estar disponibles. No sería descabellado que coincidieran los tres -el lunes o más adelante- en un 442, pero tampoco queremos ponernos radicales y hablar de cambios de sistema… Quien se dio demasiada prisa con las modificaciones fue el técnico local, agotándolas con media hora todavía por jugar. Ahí ingresaron también Francho y Giménez, y el Real Zaragoza, apurado ya por el cornómetro y calado por la lluvia, se hizo dueño del -difícil de definir- terreno de juego del Mensajero.

Hasta tres avisos crecientes dio el conjunto aragonés antes de que la botella, con el mensaje de Clemente, llegara a la costa. Adrián, quien terminó sustituido por Ros y que puede sufrir una nueva lesión muscular, disparó fuerte pero centrado una dejada de Álvaro. Borja Sainz remató de primeras una asistencia profunda del nueve y Pradilla tuvo que lucirse para negarle el gol. Y Giménez, presente en las tres escenas, no acertó a cruzar con el pie izquierdo un muy buen centro de Nieto.

La arena se agotaba en el reloj y la perspectiva de una prórroga era una soga alrededor de la salud física del equipo. Yanis, sustituido inmediatamente después por Bermejo, encontró a Clemente a la espalda de todos y dos de los futbolistas a los que JIM animó a reivindicarse conectaron para permitir al Real Zaragoza pasar de ronda y preparar con la necesaria paz espiritual el triple compromiso alpino con el que cerrará 2021. Quién sabe si alguno lo jugará de inicio Clemente –Jair y Lluis López están apercibidos- y quién sabe si, mientras tanto, se le acercará una oferta de renovación mejorada. Querría decir que el mensaje, enviado desde las faldas de un volcán en erupción, se ha recibido.

MENSAJERO. Padilla, Óscar, Eslava, Jesús Valentín (Fran Acosta, 22), Samuel, Ruyman, Jesús Cruz (David, 63), Ale Benítez (Yeray González, 53) , Edu Salles (Caropitche, 63) y Wilson Cuero (Ale, 53).

REAL ZARAGOZA. Ratón, Ángel López, Lluís López, Clemente, Nieto, Eguaras, Zapater (Francho, 63), Igbekeme (Borja Sainz, 46), Adrián (Javi Ros, 83), Yanis (Bermejo, 81) y Azón (Álvaro Gimémez, 63).

ÁRBITRO: Sagués Oscoz, del comité vasco. Mostró amarilla a los locales Ruymán y Ale.

GOLES: 1-0, min. 80: Clemente.

INCIDENCIAS: partido correspondiente a la ronda de 1/64 de final la Copa del Rey disputado en el estadio Silvestre Carrillo de Santa Cruz de la Palma. 700 espectadores. Antes del partido, se homenajeó a Rosendo Hernández e Isidro Acosta, futbolistas que jugaron en ambos equipos.

Deja un comentario

Ir arriba