20.30h. GOL Televisión

El genio Allen y el gol de papá

El Real Zaragoza visita el lugar donde Cristian acercó milagrosamente la pasada salvación, deseando que la pelota regrese al lado feliz de la red entre tanto suspense (Match Point). Vuelve Gámez, viaja Yanis

Quien no haya visto la película del cineasta neoyorkino a la que alude el subtítulo puede pensar que la hemos escogido exclusivamente por su título, y que aquí nos sumamos a la impaciencia periodística -algo neurótica y depresiva, como el propio Allen- por los resultados esquivos: en caso de no ganar en Lugo, no hay futuro para el Real Zaragoza esta temporada… Nada que ver. El conjunto aragonés, de fútbol valioso y prometedor, lleva cinco jornadas encerrado en la primera escena de aquella notable película, donde una pelota de tenis toca la cinta de la red y se eleva a cámara lenta en una vertical perfecta, sabiendo que sólo algún milímetro, acaso caprichoso, le hará caer en campo contrario o propio; siendo ésa la inapreciable frontera entre el éxito y el fracaso, entre una vida feliz y otra atormentada. Corten.

¿Eres abonado a leonsepia.com y no ves la previa completa? No olvides estar logueado en la web, con tu usuario y contraseña, para poder leerla. Si no lo eres, puedes abonarte AQUÍ.

✍️Javi Hernández (@SepiaHdez)

📷 Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

Ojalá Lugo sea el lugar donde escapemos de esta escena que nunca termina y la pelota -sin tocar la cinta si puede ser- pase al otro lado de la red, ganando así el punto, el partido y la crítica constructiva, mucho más abundante y madura entre la afición que en nuestro gremio. Es cierto que el fútbol son goles y en la vida apenas vale algo más allá del resultado, pero a este deporte se dice que se juega -a diferencia de otros: natación, atletismo…- y que así sea significa que el azar y la fortuna intervienen. Escudarse en ello es muy mediocre y obviarlo no es menos necio.

Por supuesto que haber sumado apenas seis puntos de 18 y terminar la sexta jornada en posiciones de descenso, por muy bien que se haya jugado en varios pasajes, va más allá de que los mismos duendes que habitan la cinta de la red en tenis muevan la portería rival mientras rematas o soplen el envío para que nunca llegues a la asistencia. Hay un desacierto innegable ante el arco rival, al que se llega en oleadas por momentos, motivado por la ausencia de un asesino impiadoso en la plantilla y porque no evitar que el rival se adelante durante el partido -con muy poco o menos- nos compromete torpemente.

JIM ha legitimado la teoría semanal de leonsepia y, en la víspera de este importante encuentro, ha reconocido que le preocupa más recuperar la fiabilidad en el área propia que en la contraria. Los goles llegarán con mayor frecuencia si se sigue generando -no han llegado pocos en las tres últimas jornadas: cuatro, hasta once equipos han celebrado menos…-, pero será improbable que escalemos demasiado en la clasificación si seguimos recibiendo uno o más goles en todos los partidos jugados tras el estreno contra el Ibiza.

Fran Gámez regresa de su sanción y Francés recupera su posición de confianza en el centro de la defensa. No se prevén más novedades en el once, pese a que Narváez y Cristian han tenido alguna molestia física durante la semana y a que JIM ha hablado de algún ajuste táctico por el tipo de encuentros que se juegan en el Anxo Carro, porque el axioma de tocar poco o nada lo que funciona está más que vigente en su recetario. Vada -algo menos influyente en la media hora final contra el Sanse- siempre asoma como posible titular, pero el gran momento de Nano Mesa y la eficiencia del triángulo central no le abren hueco todavía aparentemente. Apenas habría que añadir la opción de Nieto para darle más estatura al lateral izquierdo, pese al muy buen último partido de Chavarría, y para defender con más argumentos los habituales centros al área del conjunto local. El panameño César Yanis se estrena en la convocatoria y no sería extraño verlo debutar en el tramo final.

El Lugo ha conocido todas las sensaciones esta temporada y ha sido capaz de empatar -Sanse-, perder -Valladolid- y ganar -Huesca- como anfitrión en lo que va de campeonato. Grita más veces gol -7, por 4 el Real Zaragoza– y también son tres más los que recibe -9 por 6-. Manu Barreiro continúa siendo su referencia ofensiva, Hugo Rama su esencia creativa, Xavi Torres su ancla y Carlos Pita el líder espiritual, que ahora ya entra en la media hora última. El aragonés y ex zaragocista Whalley, su guardameta titular, seguirá de baja por la fractura del dedo meñique de su mano derecha. Y el nuestro, el rosarino Cristian Álvarez, regresa al altar que lo terminó de beatificar en el credo del león. Ese empate milagroso sí fue un match point de película.

Mira los últimos directos de nuestro canal

Deja un comentario

Ir arriba