EL EMPATE DE LA SINRAZÓN

Iván Azón, pese al ridículo empeño de JIM en que no sea titular, rescata un punto en el 96 y acerca la salvación para un Real Zaragoza reducidísimo por las bajas y terriblemente gestionado desde el banquillo por su técnico

🐾 Javier Hernández (@SepiaHdez)

📷 Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

Que el Real Zaragoza celebre con una montonera en el córner el gol del empate en casa, ante el penúltimo clasificado, en el minuto 96 habla de lo apuradísimo que se vio y del terrible golpe que hubiera supuesto caer derrotado en este encuentro. No es que el empate sea ningún masaje. Al contrario: aleja al conjunto aragonés de cualquier mínima aspiración feliz en lo que queda de campeonato. Pero, al menos, acerca un punto la salvación y le estira la sábana a los fantasmas que aún amenazan con reaparecer si entras en colapso en las próximas jornadas.  

Una inmisericorde plaga de ausencias nos tiene partidos por el medio justo cuando amagábamos con una remontada para el recuerdo. Considerarlo una excusa es tenerle un aprecio escaso al intelecto propio. Ninguna plantilla, tampoco ésta, es inmune a la caída simultánea de cuatro de sus mejores centrocampistas y es imposible dejar de pensar que con Francho, Grau, Bermejo y Petrovic hubiéramos competido mejor en Cartagena -el serbio jugó allí hasta su lesión en el minuto 55, es cierto- y que ayer se le hubiera ganado con cierta solvencia a un Amorebieta, al que no le sobra casi nada y le falta casi de todo; pero que no venció en La Romareda porque el destino acostumbra a ser cruel con quienes tienen el final ya escrito en la bandeja de borradores.

¿Eres abonado a leonsepia.com y no ves la crónica completa? No olvides estar logueado en la web, con tu usuario y contraseña, para poder leerla. Si no lo eres, puedes abonarte AQUÍ.

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

Este contenido (párrafo de texto, archivo de audio o de vídeo) sólo está disponible para nuestros suscriptores. Abónate AQUÍ a LEONSEPIA

REAL ZARAGOZA. Cristian Álvarez; Gámez, Lluís López, Jair, Chavarría (Nano, 86); Zapater, Eugeni (Nieto, 75), Vada; Sainz (Puche, 64), Álvaro Giménez y Sabin Merino (Azón, 64).

AMOREBIETA. Santamaría; Aldalur (Lozano, 75) Nolaskoain, Irazabal, Óscar Gil, Seguin; San José, Olaetxea (Luengo, 81), Bilbao (Álvaro Peña, 63); Moreno (Obieta, 63) y Guruzeta (Ozkoidi, 81).

ÁRBITRO: Ávalos Barrera (Comité Catalán). Amonestó a Seguin (29), Irazabal (44), Óscar Gil (64), Nolaskoain (89), Obieta (90) y Vada (90).

GOLES: 0-1, min. 77: Óscar Gil. 1-1, min. 96: Azón.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de Liga, disputado en La Romareda. 13.000 espectadores.

4 comentarios en “J.33 RZARAGOZA 1-1 AMOREBIETA. El empate de la sinrazón”

  1. Javier javierg.forcada@gmail.com

    Cuesta reconocerlo, pero no hay equipo y el entrenador está desbordado. Una pena Juegan sin fuerza y sin rasmia. A esperar al final y cambiar a mejor. No hay otra ya.

  2. Jose Manuel Garcia

    Buenos días,
    Magnífica crónica del partido que me han llevado a verlo de nuevo en mi mente mientras lo leía.
    Eugeni echa mucho de menos a Grau y a Francho, y el equipo más. Con ellos quien sabe si nos hubiera dado para Play Off pero sin ellos ya hemos visto en 2 partidos que no da.
    Para este fin de temporada sólo pido 2 cosas: que no se bajen los brazos y que, ya que no hemos sido capaces de fichar gol en 4 mercados, se le de la titularidad a Azón para que crezca. ¡Quien sabe si es nuestro delantero de 20 goles de la próxima temporada!.

  3. Manuel Esteban López Lapuente

    Alabar tu excelente crónica, Javi, señalando aciertos, búsqueda de soluciones (desde el campo) y problemas de errores.

    Con perricas, chifletes… ya veremos si se sabe chiflar.

    Con ENTRENADOR soluciones a los problemas. Tras el espejismo del partido contra el Fuenlabrada (no había tantas bajas) y la escasez de efectivos provocada «por motivos económicos» (menos dinero y con dudosa eficiencia de su gestión) y el momento de acudir al mercado, llega aducir «mala suerte» cuando la planificación en la confección de la plantilla y dificultar el acceso de canteranos en las urgencias, se une a decisiones erróneas por parte de un «cambiante» Juan Ignacio Martínez.

    El «Dúo Dinámico» resiste, pero los corazones zaragocistas necesitan las alegrías que provoca el contagioso entusiasmo de Iván Azón (y pueden ser más). Compaginar y repartir con acertada precisión los esfuerzos y tiempos de veteranos y jóvenes (canteranos o no) puede evitar más lesiones (por exprimir en exceso) y proporcionar más opciones fructíferas en caso de urgente necesidad.

    Si los «Al Capone» hubieran querido hacer puntuales esfuerzos en estos 8 años (TODOS A LA VEZ) en lugar de hacerse las «Caponatas» y que los huevos (dinero) salieran de malvender activos de la plantilla (depreciándola deportivamente) y mendigando ayudas institucionales (y luego se ofenden cuando se les cantan las «verdades del barquero»)… hace años que todos estaríamos mejor y con todos los objetivos cumplidos en lugar de soñar con ellos. Se nota demasiado esto del «negocio» y obviar el consabido «quien no arriesga no gana».

    No sé que pasa, pero cuanto más quiero apuntar al problema… más hacia arriba tengo que enfocar.

  4. César cesargarcialahoz@gmail.com

    Hola LeonSepiers:
    La verdad es que si no fuese por la labor pedagógica del fútbol de LeonSepia y también su incansable trabajo de coaching emocional, creo que sería como para buscarse otra cosa en la vida que nuestro Real Zaragoza… Que padeceres nos dan…
    Pero como parece que, como después de estos años oscuros, no hay forma de quitarse del Equipo del León, habrá que apechugar y seguir.
    Sin tener ni idea, no podemos empezar el partido ya con ese 442 que decías, con Azón y Giménez, y cuando haya que hacer cambios, ya sacas a Sabin? Como darle la vuelta a un calcetín, empezar marcando al principio del partido y luego ya veremos…? Pero creo que JIM es «esclavo» de su planteamiento y no quiere a los dos puntas más en forma, por goles y asistencias en los últimos partidos, porque eso le obliga a cambiar su dibujo.
    Caso aparte merece la venta, si supeditas entrar en el equipo la certificación de la permanencia de este, pero eso hace que retrases el empezar a trabajar en la próxima temporada en la forma que estimes conveniente, estás echando piedras sobre tu tejado, que es el nuestro por gracia o por desgracia. Creo que si te estás asesorando bien, como parece ser por lo que publican algunos ( yo ya he dicho arriba que no tengo ni idea ), estos asesores te podrán decir sin miedo a equivocarse, que el Real Zaragoza estará en segunda división la temporada que viene. Entren ya y empiecen a hacer su trabajo de cara a la próxima temporada y de cara a hacer que el Real Zaragoza vuelva a primera, que entiendo será su interés, como el nuestro.
    Saludos LeonSepiers (en especial a Bego) y aúpa Zaragoza siempre!

Deja un comentario

Ir arriba