16.00h. VAMOS y Movistar Liga

EL ÚLTIMO NUDO

El Real Zaragoza, impulsado por el triunfo catárquico de Burgos, recibe al Sporting del ogro Djuka con el deseo de sumar un primer triunfo en La Romareda que acabe con la lista de traumas. Vuelve Vada

✍️ Javi Hernández (@SepiaHdez)

📷 Alfonso Reyes (@Futbolgrafo)

La interminable relación de traumas diagnosticados por los sicólogos más impacientes va desapareciendo entre tachones. El último en superarse era el principal: volver a ganar tras una racha de empates que no había celula del cuerpo que la aguantase. No son pocos los fantasmas de reparto que han ido quedando atrás: los delanteros ya marcan, se abre el marcador y se es capaz de sostener la ventaja. Ahora, quienes son incapaces de mirar dos hemisferios al mismo tiempo comienzan a apreciar lo que florece al otro lado del muro que habían levantado: el Real Zaragoza acumula once jornadas sin perder -desde el 30 de agosto-, es el equipo menos goleado de la categoría y el quinto mejor visitante. Queda un último nudo: ganar, por fin, en La Romareda. Hacerse fuerte en casa, en los dos tercios de campeonato que quedan, va a decidir si nos empadronamos en la primera o en la segunda mitad de la clasificación.

¿Eres abonado a leonsepia.com y no ves la previa completa? No olvides estar logueado en la web, con tu usuario y contraseña, para poder leerla. Si no lo eres, puedes abonarte AQUÍ.

La visita del Sporting no parece la ocasión más propicia, por su potencial y porque ha tenido casi el doble de margen -cinco días contra tres- para recuperarse de la última jornada, aunque es cierto que vive su momento de mayor zozobra de toda la temporada -viene de un empate y tres derrotas- y que nunca hay que subestimar el efecto multiplicador que siempre genera ganar después de tanto tiempo sin hacerlo. JIM reconoce la liberación de endorfinas que ha supuesto vencer en Burgos, pese a que fuera «el peor partido que hemos jugado», y dedicó el último entrenamiento a estirar el cuello para discernir quiénes son los futbolistas mejor recuperados y preparados. Y ahí Vada, al margen por lesión desde su gol en Montilivi, dijo presente.

El regreso del argentino -a quien no se esperaba hasta la visita al Las Palmas- es gasolina súper para el estado de felicidad decretado desde el jueves por la noche, aunque no debería estar para más de 20 minutos y ser una bala extra en caso de necesidad final. Pueden parecer pocos y quizá sean los más trascendentes entre dos equipos que se acercan al encuentro con un margen de preparación tan dispar y que, salvo sorpresa, pesará a favor del Sporting en el tercio final del mismo.

Las recientes alineaciones de JIM -condicionadas por el reparto de esfuerzos y la voluntad de aumentar la profundidad de la plantilla- parecen más propias de un alquimista. Hay infinitos ángulos que tener en cuenta, más allá del momento de inspiración de cada jugador y los matices del rival, pero aquí estamos construyendo una cierta consideración por tratar de anticiparnos a los planes del técnico y no tenemos previsto dejar de hacerlo. Lo llamaremos El juego del Sepia y nos seguirá entreteniendo las previas escritas y en Twitch. Tranquilos, es para todos los públicos: nadie morirá, ni tampoco saldrá millonario.

El posible 11 de JIM

No está tan claro que sobreviva Francho -figuradamente, claro- si repite su cuarta titularidad en dos semanas tras regresar de una lesión muscular, pero su juventud y su condición de todocampista te sitúa más cerca del acierto que del error cuando lo incluyes en el presunto equipo titular. Parecido ocurre con Nano Mesa, incapaz de concluir ningún partido reciente por una fatiga que le termina envenenando la musculatura, pero siempre dispuesto a afilar el ataque y a sacrificarse en defensa. Con ambos como dudas principales en nuestro campito propuesto debido al desgaste acumulado, prevemos hasta seis novedades respecto a la feliz tarde del jueves en Burgos. Seguiremos con el inamovible 4141, aunque un doble pivote formado por Francho y Petrovic, con una línea de tres por delante nos sentaría aún mejor muy probablemente.

Nieto y Gámez oxigenarían los laterales, sentando a Lluis López y a Chavarría, y devolviendo a Francés al centro de la zaga -en la víspera de volver a marcharse con la sub21 y perderse la visita al Las Palmas- para librar, junto a un imperial Jair, una batalla espartana ante el ogro Djurdjevic. Petrovic, cuyo vacío se sintió en El Plantío -no ha sido una rima buscada-, tiene todas las opciones de regresar al mediocentro para, además, contener el poderío aéreo asturiano. Adrián es un socio habitual del serbio y James, de muy buena primera mitad ante el Mirandés e inédito en Burgos, asoma como candidato principal para una banda izquierda sin inquilino estable desde la lesión de Narváez. Giménez, coreado por un gol de bandera, también es favorito para recuperar una titularidad que alterna con Azón y que algún día quizá compartan. Villalba intentará alimentar a la bestia Djuka, Bogdan amenazará la línea de fondo mientras Aitor relojeará de fuera adentro, Babin será el patrón de una defensa muy solvente, Mariño quiere seguir en la conversación de los mejores porteros de la categoría y los canteranos Gaspar y Gragera lucirán su reciente convocatoria para la Rojita. Apenas ha habido margen para recuperar el físico, pero la mente es el músculo más poderoso y sabe que ganando hoy, al abrigo de una Romareda entregada a la causa, ya no quedarán nudos que deshacer. Ni traumas por superar.

Revive los últimos directos de nuestro canal

Deja un comentario

Ir arriba